Agencias
El delantero francés del Real Madrid comparte vestuario con Cristiano Ronaldo y Kaká
Madrid.- La ambición del francés Karim Benzema no tiene límites. El nuevo  delantero del Real Madrid, que ya comparte vestuario con Kaká y  Cristiano Ronaldo, ha fijado su objetivo en ser el mejor jugador del  mundo, y asegura en el diario francés L'Equipe que su estancia en el  club blanco lo ayudará a lograr ese fin.

"Cuando no eres el mejor jugador del mundo, es que todavía tienes que  progresar. Todos tenemos un objetivo. El mío es ser el mejor jugador  del mundo", asegura Benzema, máximo goleador del Real Madrid esta  pretemporada, con cinco goles, en una entrevista publicada hoy en el  periódico galo.Tras su estancia en Lyon y su llegada a Madrid, Benzema  ha comparado el fútbol a un lado y otro de la frontera, y destaca que  en el Santiago Bernabéu "marcar y hacer marcar no basta", sino que  "hay que crear, además, espectáculo". El francés, de 22 años, continúa  integrándose en la plantilla madridista, guiado por su compatriota  Lass Diarra, que "se ocupa de todo"

"Verdaderamente he cambiado de vida. ¡Hay tanta pasión aquí! Es la  locura", añade Benzema sobre su nueva trayectoria profesional. A tres  días del arranque liguero contra el Deportivo de la Coruña, el ariete  espera que su buena actuación en la pretemporada lo ayude a partir  como titular en la primera jornada de Liga.

Entrenamiento con normalidad

A la espera del estreno (sábado, 20:00 horas), el conjunto que dirige  Manuel Pellegrini se ha entrenado hoy en el césped de Valdebebas sin  las dobles sesiones que hasta ahora han realizado para coger la forma  física antes del comienzo de la temporada. El primero en saltar al  campo de entrenamiento de Valdebebas fue el capitán de la selección  española, Iker Casillas, quien mantuvo una larga charla con el  preparador de porteros. Posteriormente salieron, en grupos, el resto  de jugadores, entre los que se encontraba el holandés Wesley Sneijder,  visiblemente feliz.

El técnico chileno Manuel Pellegrini, que contó con 27 jugadores para  completar la sesión, mantuvo una breve charla con sus hombres antes de  iniciar el entrenamiento. En el capítulo de bajas, Sergio Ramos se  entrenó en el gimnasio, ya que sigue recuperándose de su lesión en el  tendón de Aquiles de la pierna izquierda. El defensa alemán Christoph  Metzelder, que ayer se entrenó en el gimnasio, comenzó la sesión junto  al resto de sus compañeros, pero recayó de su sobrecarga muscular, por  lo que se retiró del grupo y realizó carrera continua en solitario.