El Universal
El veicepresidente de EU dijo que 'No hay otro lugar donde (la violencia) eso no sea más real que en la frontera sur'. Gil Kerlikowske fue nombrado hoy
Washington.- Gil Kerlikowske, un policía de amplia experiencia, fue designado el miércoles coordinador de la política antidrogas de la Casa Blanca y se le pidió que desde su cargo, que ya no será parte del gabinete presidencial, mire el ejemplo de Medellín para enfrentar la violencia en la frontera con México.

''Los retos van a ser inmensos'', dijo el vicepresidente Joe Biden al anunciar el nombramiento, una tarea que en la pasada administración del presidente George W. Bush hacía el presidente. ''No hay otro lugar donde eso no sea más real que en la frontera sur''.

Kerlikowske, director de la policía de Seattle, reemplazará en el cargo a John Walters, designado por Bush y a quien el nuevo presidente Barack Obama le pidió que continuara en su cargo hasta la confirmación senatorial de su reemplazante.

Biden le recordó al presentarlo como el nuevo zar antidrogas que desde comienzos del año pasado se han registrado 7.000 muertes en México por casos de drogas.

''Si eso lo hubiéramos dicho hace unos años nos hubiésemos mirado uno al otro como si estuviéramos locos'', dijo. ''Las organizaciones violentas del narcotráfico amenazan por igual a comunidades de Estados Unidos y México''.

Le sugirió entonces ver la ciudad de Medellín, donde la acción del presidente Alvaro Uribe contra grupos que convirtieron a esa ciudad en una de las más violentas del mundo la ha vuelto ahora una de las más pacíficas y prósperas de las Américas.

''Ya lo hicimos en Medellín'', dijo Biden, quien había confundido primero a esa ciudad con Cartagena.

Bush había dado al funcionario la categoría de miembro del gabinete a fin de que pudiera tener acceso directo a la Oficina Oval en materia de política antidrogas. Fuentes de la nueva administración dijeron, sin embargo, que Kerlikowske seguirá teniendo ese acceso sin demoras.

Kerlikowske dijo que ''el éxito de nuestros esfuerzos para reducir el flujo de drogas dependerá grandemente de nuestra capacidad de reducir la demanda por ellas y eso nos lleva a empezar con la juventud''.

''El problema de drogas de nuestra nación es de sufrimiento humano'', agregó. ''Como policía y también en mi propia familia, he experimentado los efectos que las drogas pueden ocasionar en nuestros jóvenes, nuestras familias y nuestras comunidades''.

El nombramiento de Kerlikowske se había conocido desde hace semanas, pero su formalización ha sido demorada. Un funcionario federal dijo que la demora no tenía relación con las revelaciones de que su hijastro, Jeffrey, había sido arrestado bajo cargos relacionados por droga.

Al frente de la llamada Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas, Kerlikowske se comprometió a hacer ''el mejor trabajo que se espera para reducir y eliminar estos problemas''.