Foto: Vanguardia/ Archivo
Excélsior
Una medida para combatir las deudas adquiridas en Navidad es la venta de cosas que ya no utilizas
CIUDAD DE MÉXICO.- Diciembre se caracteriza por ser el mes en el que se realizan más compras y se gasta sin control, con ello se presenta la cuesta de enero y que mejor manera que combatirla de inmediato para recuperar la economía familiar.

"Debido a las fuertes cantidades de dinero que se reparten en este lapso como son los aguinaldos, mismos que conforme los recibieron se fueron en regalos y fiestas, no se toma la precaución de guardar un poco para después", asegura Víctor Manuel Mondragón, economista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Mondragón asevera que aunado a ello la mayoría de los productos subieron de precio en esta temporada, por lo que se recibe el mes de enero sin dinero y con todo más caro, pero eso no es todo, porque todavía en este mes se tienen que hacer algunos otros gastos, más las deudas que comúnmente hay que saldar.

Ante esta situación no hay de otra más que pedir prestado o empeñar nuestras pertenencias, quedándonos endeudados automáticamente y, en muchas ocasiones, sin poder recuperar nuestras cosas, sufriendo los siguientes meses hasta estabilizar la economía familiar.

Para que en este 2012 sepamos como contrarrestar la temible cuesta de enero que ya afectó a muchos, pero que se evite más daño, es necesario tomar las debidas precauciones, para así poder disponer y enfocarse a los verdaderos gastos durante los siguientes meses.

De acuerdo con Mondragón, "lo primero que se debe hacer es reservar una parte de los próximos ingresos para utilizarla únicamente en liquidar y reestructurar deudas", de esa forma se quitará un peso de encima, permitiendo al mismo tiempo que sus ingresos futuros no se vean afectados o que disminuyan por las deudas que se han acumulado.

En muchas ocasiones se piensa que el recurrir a los préstamos, es la mejor manera de que las deudas pueden desaparecer; sin embargo, es todo lo contrario.

El economista asegura que es importante mencionar que la obtención de un crédito implica tener una deuda y por lo tanto, "sólo se debe contratar en el caso de una verdadera emergencia, en caso de solicitar un crédito personal se deben tomar en cuenta especificaciones como los pagos puntuales para evitar intereses monetarios y pagar el total del crédito".

Lo recomendable es que, al haber desestabilizado las finanzas se busque la forma de nivelarlas, pero sin caer en otros endeudamientos, entonces, resulta buena técnica guardar parte de los próximos ingresos y en un lapso no mayor a dos meses se liquide lo que se debe.

En los últimos años, se han generado estrategias y formas creativas para enfrentar la cuesta de enero, se trata de vender artículos a través de internet, mucha gente en lugar de empeñar o pedir un préstamo, recurre a sitios de venta libre en donde se puede decidir el precio. En México, por ejemplo, usando esta alternativa, un vendedor ofrece sus productos a más de cinco millones de visitantes mensuales que tiene el sitio.

De esta manera en vez de endeudarte más, se logra aumentar el capital, gracias a los artículos que no reciben uso adecuado en el hogar, y que mejor manera que deshacerse de ellos que vendiéndolos para obtener un beneficio monetario.

"Es recomendable tomar en cuenta todos y cada uno de los aspectos tratados con anterioridad, para combatir una crisis económica familiar que en ocasiones tiende a ser muy estresante para quien la padece y sobre todo para la cabeza de familia", señala Mondragón.