Doha.- Osama Bin Laden llamó a los líderes sunitas de la insurgencia en Irak a unirse y a evitar las divisiones en una grabación sonora atribuida al líder de la red terrorista Al Qaida y difundida este lunes por la noche en la cadena de televisión qatarí Al Yazira.
En un mensaje dirigido a sus "hermanos combatientes en Irak", Bin Laden les pide que cumplan con su "deber", que es "unirse como si fueran uno, como Dios quiere".

"Mis hermanos, emires (jefes) de los grupos de muyahidines, los musulmanes esperan que os unáis bajo una sola bandera para hacer valer la justicia", agregó la voz atribuida a Bin Laden.

Asimismo pidió a "los hombres de fe honestos" que hagan "esfuerzos para cerrar las filas de los combatientes y continuar sin fatiga por la vía que les llevó a ello".

Mientras difundía la grabación, cuya autenticidad no pudo ser confirmada, la cadena de televisión mostraba la fotografía del jefe de Al Qaida.

Según fuentes estadounidenses e iraquíes, miles de iraquíes respondieron en los últimos meses a una campaña lanzada en varias regiones del país para que las pequeñas comunidades garanticen la seguridad.

Este "despertar" ciudadano está inspirado en la exitosa experiencia llevada a cabo en el oeste del país por un jeque suní, Abdul Satar Abu Risha, asesinado el 13 de septiembre en un atentado de Al Qaida.

Abu Risha supo convencer a las tribus sunitas hostiles a la ocupación estadounidense a apuntar sus armas contra las células locales de extremistas que imitan a Al Qaida.

Los clanes locales parecen motivados tanto por su rechazo a la violencia indiscriminada de Al Qaida, como por los alicientes materiales y financieros del mando militar estadounidense y del gobierno de Bagdad, que se ha comprometido en invertir en las regiones más pacíficas, como Al Anbar, Salahedín o Al Multaqa.

La última grabación sonora del jefe de Al Qaida se remontaba al pasado 20 de septiembre y fue dada a conocer por el organismo SITE, especializado en seguir las páginas web islamistas.

En ese mensaje, Bin Laden declaraba la guerra al presidente paquistaní, Pervez Musharraf.

Convertido en el hombre más buscado del planeta desde la invasión estadounidense en Afganistán, en octubre de 2001, Bin Laden, de unos 50 años, podría estar escondido en una región montañosa en la frontera entre Afganistán y Pakistán, según Estados Unidos.