Excélsior-Universal
Culiacán.- México comenzó el martes a enviar a miles de efectivos de seguridad al corazón del territorio del cártel más poderoso del país, reforzando los operativos contra el narcotráfico tras una cruenta ola de asesinatos de jefes policiales en varios estados.
Los soldados y agentes redoblarán en el estado de Sinaloa la lucha contra el cártel del mismo nombre -que comanda el hombre más buscado de México, el prófugo Joaquín "El Chapo" Guzmán-, en medio de una violenta guerra entre cárteles que ha dejado unos mil 100 muertos en lo que va del año.

"Las últimas semanas han sido muy violentas en Sinaloa, con muertes y ejecuciones, con un mayor despliegue de armas, saña y capacidad de fuego", dijo el fiscal general Eduardo Medina Mora en una conferencia de prensa en la capital estatal, Culiacán, donde se reunió el gabinete de Seguridad federal para analizar la escalada de violencia.

El contingente de 371 militares (345 de tropa, 25 oficiales y él como jefe) salió de la Base Aérea Militar Número 10 hacia la IX Zona Militar en esta ciudad y de ahí a Navolato. El coronel aseguró que su gente está preparada para todo y que con los primeros patrullajes se le dará una clara señal al crimen organizado que opera en estas tierras.

Los efectivos que el Gobierno enviará a Sonora comprenden agentes, policías federales y militares.

"En total, son 2 mil 723 elementos para reforzar la seguridad y ser más efectivos en la lucha contra el crimen organizado", dijo también en la rueda de prensa el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño.