Notimex
Canadá estableció hoy un acuerdo por 109 millones de dólares con la empresa aeroespacial que fabrica el satélite Radarsat-2 y rechazó su venta a una firma estadunidense, anunció el ministro canadiense de Industrias, Jim Prentice.
Prentice, quien el mes pasado señaló que la venta de MacDonald, Dettwiler & Associated Ltd (MDA) estaba bloqueada de manera preliminar por 30 días para analizar si convenía a los intereses de Canadá, señaló este viernes que la operación no sería beneficiosa para el país.

El consejo de dirección de MDA aprobó vender a Alliant Techsystems Inc (ATK) -un fabricante de armas de Estados Unidos- toda su división de fabricación espacial y satélites con sede en Richmond, Columbia Británica, por unos mil 300 millones de dólares.

Frente al argumento de MDA de que aceptó vender su división aeroespacial a ATK 'porque el mercado canadiense era muy pequeño', Prentice anunció este viernes un contrato por 109 millones de dólares con la firma.

Ese contrato financiará los servicios de ingeniería para los sistemas robóticos de la EEI.

En la sede de la Agencia Espacial Canadiense en Montreal, Prentice añadió que esa venta generó también preocupación por la aplicación de leyes extranjeras, en este caso las estadunidenses, si ATK asumía el control de MDA en la operación del satélite Radarsat-2.

La propuesta de venta de MDA generó además muchas críticas en el Parlamento, medios de prensa y la opinión pública.

El ex astronauta Marc Garneau -ex director de la Agencia Espacial Canadiense- llamó a Prentice para que bloqueara esa venta, al considerar que entregaba a una firma estadunidense la tecnología financiada por los contribuyentes canadienses.

Con más de 450 millones de dólares otorgados por Ottawa, MDA creó la tecnología de los satélites Radarsat-2, que pueden 'ver' a través de las nubes y de noche, y fueron diseñados para proteger la soberanía canadiense.

MDA también fabricó el 'Canadarm', el brazo canadiense de la Estación Espacial Internacional (EEI).

La firma emplea a mil 900 trabajadores y científicos y una de sus divisiones produce información destinada a bienes raíces, manejo de títulos de propiedad y hasta de hipotecas.