Buenos Aires, Argentina.- Boca Juniors de Argentina incluyó a Juan Román Riquelme en el plantel que disputará el Mundial de Clubes en diciembre en Japón, aunque aún espera la autorización oficial de la FIFA.
El diario "Olé" publicó hoy que en la FIFA están estudiando el caso. A pesar de que las negociaciones con el centrocampista no están cerradas, el club argentino dio ya de baja al juvenil Bruno Uribarri para dejar un hueco a Riquelme.

Además, el periódico argentino aseguró que el jugador "hizo una reserva" de pasaje para viajar desde España a Argentina.

Ambas señales se interpretan como un inminente acuerdo entre las partes para que el mediocampista del Villarreal de España finalmente se reincorpore a Boca.

Antes de retornar a España, el miércoles de noche, después de haber jugado por la selección argentina, Riquelme aseguró que nadie habló con él y que "no está nada hecho". "Yo tengo un contrato hasta el 2009 y quiero que se respete", enfatizó Riquelme.

Al parecer, el futbolista exige que le depositen los seis millones de euros (casi nueve millones de dólares) que se le adeudan en Villarreal, y quiere que le solucionen la diferencia que surge de impuestos por la mudanza a Argentina, porque perdería la residencia española y tendría que pagar alrededor de un millón de dólares más por ese concepto.

En su reciente pasaje por Boca, en la primera mitad del año, esta situación no fue un problema porque estuvo menos de 180 días fuera del país.

En el plantel de Boca hay expectativa. El artillero Martín Palermo declaró que todavía los jugadores no saben nada sobre el supuesto retorno. "Pero que venga, para nosotros es importante", dijo Palermo, de 34 años, viejo "compinche" de Riquelme en varios de los éxitos de Boca.

Sebastián Battaglia, también mediocampista del club argentino, declaró: "Si Román puede estar en Japón, es obvio que será muy bueno para nosotros. Aparte lo merece por haber jugado la Libertadores".