La Paz, Bolivia.- El presidente en ejercicio de Bolivia, Alvaro García, reemplazo temporal del titular Evo Morales, que asiste a la Asamblea general de la ONU, reivindicó este miércoles como "decisión soberana de cada Estado" la controvertida firma de acuerdos bilaterales con Irán.
Es "decisión soberana de cada estado el llevar adelante emprendimientos que busquen favorecer el desarrollo económico y social de los países", dijo en respuesta a las críticas de la oposición de derecha a los acuerdos que Morales firmará el jueves con su par iraní Mahmud Ahmadineyad.

La visita relámpago de Ahmadineyad a La Paz incluye "una reunión con el presidente Morales, firma convenios, almuerza y viaja a su próxima parada", presumiblemente Venezuela, según García, vicepresidente de Bolivia y presidente del Congreso nacional.

La Paz y Teherán suscribirán el jueves un acuerdo marco de cooperación energética y agroindustrial, criticada con dureza por la derecha y algunos medios vinculados con la oposición política a Morales.

"Esta apertura de vínculos que estamos llevando adelante con estos países se suman a la búsqueda de mejorar comercio, mejorar infraestructura, mejorar inversión y mejorar procesos de industrialización de nuestros recursos naturales con presencia predominante del estado boliviano", explicó García.

Son "sobre esos criterios básicos (que) estamos buscando nuevos socios, nuevos vínculos comerciales que le traigan beneficios al país. Ese es el fondo de nuestra orientación en el tema de acercamiento a otros países como lo hacen el resto de los países de América latina", abundó.

García defendió además el establecimiento de relaciones diplomáticas con Irán y despejó dudas acerca de un alineamiento político con esa nación, enfrentada fuertemente con Estados Unidos por su negativa a limitar su actividad nuclear.

"Toda relación diplomática siempre tiene un contenido político, una relación política de Estado a Estado, eso no tiene por qué sorprender (..), nosotros también tenemos un vínculo político con Estados Unidos, tenemos una relación de Estado a Estado", dijo.