Imagen facilitada por el ministerio británico de Defensa que muestra a un avión tipo Tornado GR4 de la Real Fuerza Aérea británica (RAF) aterrizando en la base aérea italiana de Gioia Dell Colle. Foto EFE
Notimex
La coalición internacional, encabezada por EU, Francia y Reino Unido, ha realizado más de 300 incursiones aéreas sobre Libia desde el sábado pasado y lanzado más de 160 misiles crucero Tomahawk.
Roma, Italia.- Aviones de la coalición internacional lanzaron hoy dos ataques aéreos contra posiciones de las fuerzas leales a Muamar Gadafi en Misurata, en el oeste de Libia, un día después de que la ciudad fue bombardeada por el régimen libio.

Las fuerzas aliadas lanzaron dos ataques aéreos contra una base de las brigadas de Gadafi, obligando a las tropas gubernamentales a retroceder y por consiguiente evitando una inminente masacre, reportó la cadena de televisión qatarí Al Yazira.

Poco antes, las tropas de Gadafi dispararon contra un hospital de Misurata, la tercera ciudad más grande Libia, con un saldo de al menos tres muertos y varios heridos, mientras otro contingente del régimen atacó las localidades de Zuetinia y Zenten.

Abdelhafid Ghoga, vicepresidente y portavoz del Consejo Nacional Libio, constituido por la oposición en la oriental ciudad de Bengazi, afirmó que la situación en Misurata es `crítica`, ya que carece de electricidad, agua potable y gasolina.

La coalición internacional, encabezada por Estados Unidos, Francia y Reino Unido, ha realizado más de 300 incursiones aéreas sobre Libia desde el sábado pasado y lanzado más de 160 misiles crucero Tomahawk, en el marco de la operación `Odisea al Amanecer`.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) comenzó este miércoles a patrullar las aguas del Mediterráneo para hacer efectivo el embargo de armas decretado por Naciones Unidas contra el régimen de Gadafi.

El bombardeo de la coalición de este miércoles tuvo lugar después de que anoche Gadafi hizo su primera aparición pública en una semana para exhortar a `todos los ejércitos islámicos` a unirse a él, con la confianza de que saldrán `victoriosos`.

El líder libio llamó a su pueblo a `derrotar a los invasores`, tras reiterar que no está dispuesto a ceder ante las `constantes agresiones injustas desatadas por las fuerzas fascistas del imperialismo`.

En un discurso pronunciado desde el complejo residencial de Bab el Aziza, uno de cuyos edificios fue bombardeado el pasado fin de semana por las coalición internacional, Gadafi aseguró que luchará hasta el final y que `los aliados terminarán en el basurero de la historia`.

`Pese a los constantes bombardeos que no han cesado desde el pasado sábado y que han cobrado casi un centenar de vidas, la nación está viviendo horas gloriosas y todos los pueblos están del lado de nosotros`, aseguró.

En tanto, este miércoles, el Consejo Nacional Libio, que engloba a los grupos opositores que resisten en Bengazi, decidió cambiar su nombre por el de gobierno interino, el cual estará encabezado por Mahmud Jibril, reportó la cadena Al Yazira.

Jibril, un veterano reformista que había protagonizado en el pasado un proyecto para establecer un Estado democrático en Libia, ejercía actualmente como representante del Consejo Nacional Libio ante la comunidad internacional.

De hecho, Jibril participó en el encuentro que mantuvo el pasado 10 de marzo la formación opositora con el presidente francés Nicolas Sarkozy, al término del cual el mandatario galo decidió reconocer al Consejo Nacional como el único representante legítimo del pueblo libio.

La designación de Jibril supone la existencia de dos gabinetes en Libia: el de Gadafi con sede en Trípoli, y el que designe Jibril en Bengazi.