Nueva York.- El gabinete estadounidense Booz Allen anunció este viernes que venderá la mayoría de sus actividades de consultoría que realiza para el gobierno estadounidense a los fondos Carlyle en 2.540 millones de dólares, y dará autonomía a su actividad de consultoría a las empresas.
La operación deberá ser concluida en el segundo semestre, en caso de obtenerse el visto bueno de las autoridades regulatorias, precisó el grupo en un comunicado.

Booz Allen emplea más de 18.000 salariados en 80 oficinas en distintos países, con un volumen de negocios de más de 2.700 millones de dólares.