Notimex
Bogotá, Colombia.- El pintor y escultor colombiano Fernando Botero consideró que el robo de varias de sus obras en la localidad toscana de Pietrasanta, Italia, se hizo en el marco de una "operación mafiosa y profesional".
Además de siete obras en bronce en un taller de fundición y dos más en su propia casa, al artista le fueron hurtadas varias esculturas en yeso, "listas para ser fundidas" , por lo que, señaló, presume que ahora irán a hacer "ediciones piratas, negocios ilícitos".

Botero relató a Radio Cadena Nacional (RCN) que el verano pasado le fueron robadas dos esculturas más, una del jardín de su casa y otra del techo de su estudio en Pietrasanta.

Insistió en que los robos son obra de "profesionales", aunque se lamentó de que el taller de fundición de Pietrasanta no tuviese las condiciones de seguridad para cuidar sus esculturas.

Si se siguen registrando esos robos, advirtió, tendrá que ir a hacerlas "a Suiza o a Francia". Recordó que varios robos le obligaron a salir de Colombia y que hace doce años le fueron hurtados dos cuadros y dos esculturas.

"No me puedo quedar sentado esperando a que me roben", subrayó el más importante artista plástico colombiano.

El martes el alcalde de Pietrasanta, Massimo Mallegni, dijo al artista colombiano que la localidad no tiene la culpa del robo, cuyo valor se estima en unos 3.5 millones de dólares.