Los Angeles.- Brad Pitt renunció a actuar en el próximo filme político "State of Play" y los estudios Universal podrían demandarlo por ruptura de contrato si el largometraje no logra filmarse con él.
Pitt, de 43 años, debía encarnar a un periodista que investiga el asesinato de la amante de un diputado, en forma paralela a la Policía, en esta adaptación de una serie televisiva británica.

La película debía comenzar a rodarse este mes por el escocés Kevin Macdonald, director de "El último rey de Escocia", que le valiera un Oscar a Mejor Actor a Forest Whitaker en febrero pasado.

Un diferendo en torno al guión parece estar en el origen de la decisión de Pitt, uno de los actores estadounidenses mejor pagados.

Pero "el estudio considera que Pitt rompió un compromiso firme, y mantiene abierta la posibilidad de demandarlo" si su papel no puede ser reasignado a tiempo para permitir continuar con los otros actores.

Los otros actores de "State of Play" son Edward Norton, Helen Mirren, Rachel McAdams, Jason Bateman y Robin Wright Penn, cuyas cargadas agendas no les permiten postergar indefinidamente el rodaje.

Era la primera vez que Pitt y Norton planeaban actuar juntos desde la aclamada "El Club de la Pelea" ("Fight Club").