Sao Paulo, Brasil.- Brasil inició ayer la era de la televisión digital con transmisiones oficiales en su principal ciudad, Sao Paulo, utilizando el padrón japonés elegido por el Gobierno con la promesa de mayor calidad, pero con dudas sobre su rápida expansión debido a los altos precios.
El comienzo de las transmisiones gratuitas de la TV digital estaban previstas para la noche del domingo en el área metropolitana del Gran Sao Paulo y el lanzamiento será con un discurso en vivo por cadena del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, en una ceremonia para conmemorar la fecha.

El decreto aprobado en junio de 2006 establece que el final de las transmisiones analógicas actuales será el 29 de junio de 2016. La segunda ciudad en recibir el sistema será Rio de Janeiro, pero recién en mayo de 2008.

La nueva tecnología ofrecerá inicialmente mejor calidad de imagen y sonido a la par de un DVD, pero sólo para quienes tengan un conversor digital o una televisión con ese sistema integrado. Los aparatos "normales" deberán tener una adaptación, comprar ese decodificador y contar con una antena UHF.

Con la consolidación del sistema, la población tendrá acceso a otras funciones, principalmente el acceso en dispositivos portables como laptops, celulares, televisión en el coche, así como "interacción" pudiendo participar de programas y comprar en pantalla, así como la recepción de más de un programa en el mismo canal.

"Esto sólo vendrá por etapas", adelantó esta semana el ministro de Comunicaciones, Helio Costa.

La movilidad, interactividad y alta definición estarán disponibles con el correr del tiempo también para los canales de televisión abierta, mientras la televisión cable ya transmite parcialmente a nivel digital.

A pesar de que el Gobierno había anunciado que el precio del conversor digital simple rondaría unos 111.7 dólares, el más barato está al doble de ese precio.