Guadalajara, Jalisco.- El goleador mexicano Omar Bravo rechazó ser uno de tres jugadores mejor pagados del fútbol de su país, para unirse al Deportivo La Coruña de España, comentó hoy el vicepresidente de chivas del Guadalajara, Néstor de la Torre.
Las Chivas le hicieron "ofrecimientos a Omar durante el último semestre. (Bravo) iba a estar entre los tres mejores pagados del fútbol mexicano, iba a tener un contrato multianual hasta por cuatro años llegando a grandes cifras", dijo el directivo.

Bravo finalizó contrato con las Chivas hace una semana y hoy se anunció que jugará con el Deportivo La Coruña por cuatro años con un contrato de ocho millones de dólares (alrededor de 6.78 millones de euros).

De la Torre recordó que el club y Bravo habían acordado hace dos meses negociar al finalizar el torneo Clausura'08, pero el jugador "Llegó con una determinación, entonces no había hacia donde dar la vuelta; el caso para nosotros está cerrado".

El directivo de Chivas apunto que Bravo le informó del acuerdo con el equipo español en una conversación que se llevó a cabo en términos amigables y en la que el jugador "reconoció los esfuerzos de Chivas por retenerlo, que la final no fructificaron".

De la Torre afirmó que el contrato de Bravo con el Deportivo no le ha dejado ningún beneficio a las Chivas porque al terminar el contrato el jugador quedó en libertad de negociar bajo los reglamentos de la FIFA.

"Bajo reglamentos puede actuar de esa manera, él se está tomando esa decisión, desechando todo lo que Chivas le ofreció", declaró De la Torre.

"De alguna forma, perder a un jugador, un activo, para cualquier empresa no es grato", añadió al acusar molestia por la decisión del jugador.