Londres, EU.- El barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, superó hoy la barrera de los 122 dólares en el mercado de futuros de Londres, a pesar de un aumento de las reservas de petróleo en Estados Unidos mayor de lo esperado.
El crudo del mar del Norte para entrega en junio se pagó a 122,34 dólares a las 17.18 horas GMT en el International Exchange Futures (ICE), 1,93 dólares más que al cierre de la jornada anterior.

Después de alcanzar este pico, el Brent continuó por encima de los 122 dólares contra todo pronóstico, pues los expertos esperaban que el precio del crudo de referencia en Europa se suavizara tras conocerse los datos de reservas del petróleo estadounidense.

También el precio del crudo de Texas se negoció hoy, después de la media sesión en Nueva York y por primera vez, a más de 123 dólares el barril.

A falta de poco más de una hora para que concluyan las contrataciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para junio llegaban hasta un máximo histórico de 123,56 dólares el barril, tras añadir 1,72 dólares al precio del martes.

Esta nueva escalada del crudo se produce a pesar de que el departamento de Energía de EEUU anunciara hoy que las reservas de petróleo en ese país, primer consumidor energético mundial, aumentaron la semana pasada en 5,7 millones de barriles, situándose en 325,6 millones.

La mayoría de los analistas esperaba un incremento de más de dos millones de barriles en las existencias de crudo y el Gobierno de Washington ha asegurado que con este incremento del 1,82 por ciento las reservas de crudo se encuentran dentro de la media en esta época del año.

La tendencia alcista del oro negro responde, según los analistas, al temor a una posible interrupción del suministro, tras los ataques rebeldes contra la industria petrolífera en Nigeria, primer productor africano de crudo.

Otro factor que ha impulsado al petróleo a valores máximos es, a juicio de los expertos, la advertencia del banco de inversiones Goldman Sachs de que el petróleo podría alcanzar antes del 2010 los 200 dólares por barril.

Además, las tensiones con Irán, cuarto productor mundial de crudo, por su programa nuclear, contribuyen a la escalada del precio del petróleo.