Notimex
Londres.- La cantante Britney Spears pierde en vano la primera visita de sus hijos por culpa de un interfono de su mansión que está descompuesto
La cantante Britney Spears no pudo ver a sus hijos en la primera visita permitida tras retirarle la custodia de los pequeños, debido a que el interfono de su mansión está descompuesto, publicó hoy el tabloide local The Mirror.

Spears tiene el derecho de ver a los pequeños Sean Preston, de dos años, y Jayden James, de uno, sólo con la presencia de un trabajador social, entre otras exigencias, pero perdió su primera oportunidad, según el reporte periodístico.

La ex princesa del pop esperó en vano la llegada de sus hijos en su casa de Malibú, pues al llamar al asistente de su ex marido Kevin Federline, éste le dijo que cuando repetidamente llamaron a la puerta -a través del interfono descompuesto- nadie respondió.

De acuerdo con personal de la casa de Britney, "ella no mandó arreglar el interfono", aunque sí estuvo esperando con emoción la visita de sus hijos y "espero y espero y ellos no aparecieron".

El diario británico agregó que ella suplicó que le llevaran de vuelta a sus hijos, pero fue en vano.

La intérprete de "Gimme more", su más reciente sencillo, perdió esta semana la custodia de sus hijos, y de acuerdo con la prensa británica podría también ser separada de sus perros, el yorkie llamado 'London' y los chihuahueños 'Lucky', 'Lacy' y 'Bit Bit'.

La organización protectora de animales PETA de Estados Unidos le pidió a Federline a través de una carta quedarse también bajo el cuidado de las mascotas, debido a que Spears no les da la atención necesaria y además por el bienestar de los niños.

Consideró que al igual que los pequeños Preston y James, los perros están en riesgo bajo el cuidado de la cantante.