Nueva Orleans.- La estrella pop Britney Spears consiguó anoche impresionar a sus fans con su concierto de vuelta al ruedo: la cantante de 27 años bajó desde el aire en una jaula al escenario del estadio de Nueva Orleans.
Comenzó el espectáculo con su hit "Circus", con el que dio inicio así también a la gira del mismo nombre. Según el "New York Daily News", la sala de 19.000 espectadores estaba casi llena.

"¡Oh, Dios, está fantástica!", dijo encantado su fan Joshua Matassa, de 23 años, a "People.com". "El show es un verdadero espectáculo, se ve realmente como un circo de tres pistas", añadió.

Con 16 canciones, trajes atrevidos y un espectáculo explosivo, Spears calentó el ambiente. Para la canción "Radar" bailó en una barra de stripper, en "Slave" surgieron llamas, y en "Womanizer", el último tema, los fuegos artificiales llovieron sobre la cantante y su grupo de bailarines.

"Esta es una gigantesca megaproducción", señaló el representante de Spears, Larry Rudolph, antes del comienzo del concierto al programa "Access Hollywood". Agregó que Britney no estaba nerviosa, sino llena de buena energía.

"Está de muy buen ánimo, absolutamente concentrada y en perfecta condición física". También confirmó que sus pequeños hijos Sean Preston y Jayden James estaban entre los espectadores. "Será la primera vez que vean a su madre sobre el escenario".

La artista, famosa en los últimos tiempos por los escándalos más que por su música, ofreció actos de magia durante su primera gran gira en cinco años. Con ayuda del conocido mago estadounidense Ed Alonzo fue "serruchada" sobre el escenario.

El concierto a gran escala pretende hacer redondo el regreso de Spears, después de que "Circus" llegara a lo más alto de los charts de Estados Unidos. Muchos fans hacían cola ya desde la mañana con camisetas con la imagen de la artista y carteles.

Su última gira, "Onyx Hotel", atrajo en 2004 más de 600.000 espectadores y recaudó más de 34 millones de dólares. Luego la carrera de la cantante colapsó en medio de escándalos y problemas familiares. Entre 2005 y 2008 Spears protagonizó titulares por consumo de alcohol, internamientos psiquiátricos y las idas y vueltas con su ex marido Kevin Federline por sus dos pequeños hijos. La gira "Circus" abarca 44 presentaciones en Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña. Finaliza el 14 de junio en Londres, donde Spears quiere actuar ocho veces.