El Universal
Marco Antonio Karma, fundador de la Casa Tíbet México, detalló que se inició la construcción de un centro educativo y espiritual en Kusinagara, que contará con la estatua del Buda Maitreya más grande del mundo
Ciudad de México.- Con el propósito esencial de promover el espíritu del amor bondadoso y la compasión, se inició la construcción de un gran centro cultural, educativo, espiritual y de apoyo comunitario en Kusinagara (lugar donde el Buda histórico, Siddhartha Gautama, experimentó su transición de muerte).

Entrevistado a propósito de la exhibición Reliquias del Tíbet: Nuevos tesoros espirituales en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, Marco Antonio Karma, presidente y fundador de Casa Tíbet México, subrayó que esa edificación tiene lugar en el estado de Uttar Pradesh, en India.

Detalló que el centro contará con la estatua del Buda Maitreya más grande del mundo, cuyo trono albergará templos, salas de exhibición, un museo, biblioteca, teatro y auditorios para sus visitantes.

Reliquias del Tíbet y el magno proyecto que rendirá tributo al Buda Maitreya -el Buda del futuro-, son el resultado, particularmente, del esfuerzo de un hombre tibetano, Lama Zopa Rinpoche, que ha dedicado toda su vida a la preservación de la tradición Mahayana.

La palabra tibetana Mahayana significa vehículo amplio, y es la escuela de tradición budista a la que corresponde y pertenece el budismo tibetano, que se extiende en buena medida por todas partes del mundo.

"Hay un proyecto literario establecido con la editorial más importante del budismo para seguir difundiéndola", agregó.

Karma destacó que el Proyecto Maitreya, una iniciativa de la Fundación del mismo nombre que dirige Lama Zopa Rinpoche, tiene un proyecto humanitario muy importante con la edificación del gran centro cultural y educativo, además de la reconstrucción de monasterios dentro y fuera del Tíbet.

También incluye el apoyo a la comunidad asiática y occidental, entre las innumerables actividades que tiene la Fundación Maitreya.

"La tradición budista contempla que, en la era que nos ha tocado vivir -ya la llaman era afortunada-, advendrán al mundo mini budas para guiar a la humanidad a utilizar todo su potencial", precisó.

El presidente de Casa Tíbet México recordó que habrá una serie de actividades paralelas a la exposición Reliquias del Tíbet: Nuevos tesoros espirituales (que se exhibe en San Ildefonso, del 21 de febrero y hasta el domingo uno de marzo).

Entre ellas, dos conferencias magistrales que impartirá el propio Karma, el viernes 27 de febrero, Milagros mayores y menores del Buda, y el sábado 28 de febrero, Peregrinación y culto a las reliquias en el budismo tibetano.

Finalmente, dijo estar muy contento de que Reliquias de Tíbet vuelva a San Ildefonso "en donde todo el personal ha tratado con respeto y veneración los nuevos tesoros espirituales. Esperamos que la exposición vuelva a tener mucho público, como hace dos años que formaban largas filas para verla".