Universal
Propuesta crea controversia; la rechaza el titular del organismo
A tres meses de la integración del nuevo Consejo General del IFE se hapuesto sobre la mesa de consejeros una propuesta a fin de cubrir, hasta2010, los sueldos de cada consejero electoral -más de 150 mil pesosmensuales- que deje su cargo por mandato de la reforma electoral.

La propuesta se dio después de que se planteara ajustar el salario delos nueve consejeros, como marca la Constitución, al mismo nivel que elde los ministros que integran la Suprema Corte de Justicia de laNación.

Esto detonó, sin embargo, un debate interno en torno a sus percepcionessalariales, que provocó una profunda división entre los nueveconsejeros del instituto.

Las diferencias internas se han fortalecido por las posicionespolíticas que ha defendido cada consejero en la mesa interna y hanprovocado que se prolongue -al menos hasta agosto- la ausencia detitulares de cinco áreas estratégicas con las que opera el IFE laorganización de la elección 2009.

Así pues, el 19 de febrero, durante una de las primeras reunionesprivadas del nuevo Consejo General del IFE, ya con su actual presidenteLeonardo Valdés y los consejeros Marco Baños y Benito Nacif, se planteóque se pagara el sueldo de cada consejero que se fuera por la reformaelectoral.

Asistentes a las reuniones privadas del llamado G9, donde participanexclusivamente consejeros electorales, detallaron a este diario lapropuesta llevada a la mesa por uno de los consejeros que se mantendráhasta el final del mandato para el que fue electo en 2003:

El planteamiento es que los consejeros que salieron el 15 de febrero(Alejandra Latapí y Rodrigo Morales) y a los que saldrán el 15 deagosto (Andrés Albo, Lourdes López y Teresa González) se les paguen susingresos hasta octubre de 2010.

Además de que los que saldrían en 2010, con el fin de su mandato(Virgilio Andrade, Marco Gómez y Arturo Sánchez) se les cubrieran susingresos íntegros de consejeros del IFE dos años más, pues estánimpedidos para trabajar con empresas relacionadas con su labor.

Este planteamiento -puesto sobre la mesa en más de dos ocasiones- hasido rechazado de entrada por el consejero presidente Leonardo Valdés yno cuenta con el respaldo de otros consejeros como Marco Baños y AndrésAlbo; del resto no se ha fijado posición interna.

Nuevo planteamiento

El pasado 28 de febrero EL UNIVERSAL informó que se había planteado enla misma mesa de consejeros que se ajustara el sueldo de los nueveintegrantes, con el propósito de que sus ingresos se igualen -según lomarca la ley- a los de los ministros de la Corte que perciben 175 mil660 pesos mensuales.

En las siguientes reuniones se propuso que además del sueldo base seeche mano de los bonos y demás prestaciones que perciben los jueces queintegran el Tribunal Superior. Pero hasta ayer no se había presentadoun planteamiento formal por escrito a fin de solicitar los recursos.

La división entre consejeros, reflejada en el rechazo a losnombramientos propuestos por el presidente Leonardo Valdés en lasecretaría ejecutiva y en la Coordinación Nacional de ComunicaciónSocial -que incluso fueron retiradas en sesión pública- ha provocadouna intensa negociación.

Además de los requisitos legales, los consejeros en conjunto le hansolicitado a Valdés Zurita otros 14 requisitos, entre los que destacaque no tenga compromisos con la estructura interna de ningún partido.Así, el primer nombramiento será el del secretario ejecutivo.