La salida del transbordador está prevista para el próximo 23 de octubre y tiene como objetivo el envío de un nódulo de conexión que permitirá añadir más laboratorios científicos a la Estación Espacial Internacional
La NASA estudia la posibilidad de retrasar la salida del transbordador Discovery, prevista para el próximo 23 de octubre, para poder arreglar una serie de paneles térmicos que se encuentran en una de las alas del aparato.

Allard Beutel, portavoz de la NASA en el centro espacial Kennedy, situado en Cabo Cañaveral, en el estado de Florida (EU), explicó que hoy se reúnen varios directivos de la agencia para decidir cómo proceder y analizar los preparativos para el lanzamiento.

La misión del Discovery tiene como objetivo el envío de un nódulo de conexión que permitirá añadir más laboratorios científicos a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Beutel explicó que la reparación de los paneles llevaría a la NASA a tener que suspender el lanzamiento hasta el próximo día 6 de diciembre.

En enero de 2003 el transbordador Columbia estalló y se desintegró, con siete tripulantes a bordo, cuando regresaba a la Tierra al término de una misión de 16 días.

La investigación de la catástrofe determinó que los trozos de espuma aislante desprendidos del tanque exterior de combustible durante el lanzamiento golpearon la cubierta térmica y por esas brechas irrumpieron gases ígneos en el reingreso del Columbia a la atmósfera, según explicó entonces la NASA.