NOTIMEX
Nueva York, EU.- Yerberos, hueseros y chamanes sustituyen en California servicios médicos que miles de indocumentados y estadunidenses evitan por costosos e inaccesibles, señaló hoy el diario The New York Times.
En el área central de California, los curanderos son para muchos indocumentados la única opción, ya que en algunas ocasiones faltar un día al trabajo por enfermedad significa perder el empleo, y además porque carecen de recursos pagar clínicas con horas de espera.

El rotativo añadió que además el temor a ser deportados orilla a varios de ellos a no acudir a servicios médicos convencionales, algunos con personal que muy probablemente desconoce sus costumbres y términos culturales.

Al carecer la mayoría de seguro médico, los costos se multiplican y algunos terminan por ir al hospital sólo cuando ya resulta necesaria una atención de urgencia, pero, de acuerdo al diario, incluso en esas circunstancias muchos evaden la medicina convencional.

Como alternativa, según The New York Times, hay comunidades que prefieren atención más barata, cercana a sus costumbres culturales y que ofrece un sistema paralelo de curación física y espiritual.

El periódico señaló que algunos campesinos nacidos estadunidenses igualmente prefieren a los curanderos para evitarse faltas laborales o viajar unas seis horas a México para obtener servicios de salud y medicamentos notablemente más baratos que en California.

Agregó que los inmigrantes latinos, de acuerdo con reiterados estudios académicos, llegan con buena salud a Estados Unidos, pero adquieren gradualmente deterioros que afectan más a las comunidades locales, como la diabetes, asma o alta presión.

Según un estudio de la Fundación Rand, uno de cada seis inmigrantes indocumentados varones nunca ha buscado servicios de salud convencionales en Estados Unidos sin importar los años que tenga residiendo en el país.