Notimex
Una misión judicial colombiana se reunirá con el fiscal estadunidense Michael Mukasey, a fin de garantizar la continuidad de las audiencias con los paramilitares extraditados a ese país.
La Fiscalía informó este martes en Bogotá que se busca agilizar la confesión que venían haciendo los jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), para garantizar la verdad y reparación a las víctimas.

"El propósito es poder establecer las estrategias, los mecanismos y todos los instrumentos que necesitamos para continuar con (la Ley de) Justicia y Paz", que regula el desarme paramilitar, indicó un comunicado.

El fiscal colombiano Mario Iguarán, a la cabeza de la misión, dijo que van en representación de las víctimas que "merecen de nuestra parte que creemos las condiciones para seguir conociendo la verdad".

Según grupos humanitarios, la extradición de los jefes de las AUC dejará en la impunidad muchos de los crímenes que han cometido y sin posibilidad de reparación a las víctimas de sus acciones ilegales.

El gobierno colombiano entregó la semana pasada a Estados Unidos a 13 de los principales ex líderes paramilitares para que respondan en ese país por los delitos de narcotráfico y lavado de activos.

Iguarán informó que en la visita de esta semana a Washington se planearán mecanismos para continuar las investigaciones relacionadas con la "parapolítica", en la que ayudaban los extraditados.

La Corte Suprema investiga a 66 senadores y diputados, en su mayoría oficialista, por aliarse con las AUC para lograr a través de presiones a jurados y votantes su elección en 2002 y 2006.

En la reunión con el fiscal Mukasey también estarán el jefe de la Unidad Nacional de Fiscalías para la Justicia y la Paz, Luis González León, y el jefe de Asuntos Internacionales, Francisco