Notimex
México.- El presidente Felipe Calderón Hinojosa convocó a hacer de 2010 el año de la reflexión desde las distintas vertientes, a dialogar, discutir y cambiar "lo que haya que cambiar y hasta donde se tenga que cambiar" para transformar al país.

En la ceremonia conmemorativa del 99 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, el Ejecutivo federal llamó a hacer de 2010 el año de la historia de México en el que hubo "un cambio de inflexión", un cambio profundo dentro de la pluralidad.
México.- El presidente Felipe Calderón Hinojosa convocó a hacer de 2010 el año de la reflexión desde las distintas vertientes, a dialogar, discutir y cambiar "lo que haya que cambiar y hasta donde se tenga que cambiar" para transformar al país.

En la ceremonia conmemorativa del 99 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, el Ejecutivo federal llamó a hacer de 2010 el año de la historia de México en el que hubo "un cambio de inflexión", un cambio profundo dentro de la pluralidad.

Sostuvo que 2010 debe ser el año en que el cambio colocó a México en una trayectoria distinta de desarrollo y progreso, "en que se dio un impulso que permitió superar las sinergias".

Un año en el que se "permitió vencer las resistencias que impedían que nuestro país se convirtiera en el México próspero que desde hace décadas, desde hace siglos, está llamado a ser".

Calderón Hinojosa expuso que México debe ser un país unido en la pluralidad, la cual es fortaleza y no obstáculo para procesar tanto los conflictos como las diferencias.

Acompañado por representantes de los Poderes de la Unión y el gabinete en pleno, el mandatario insistió en que el próximo año debe ser de una transformación pacífica, pero profunda e intensa.

Dicha transformación se requiere ante problemas y desafíos como los que vive el país, como la preservación de las garantías individuales de los ciudadanos, el derecho a la seguridad, a la justicia y al acceso igualitario a las oportunidades de educación y salud.

Se requieren cambios "pacíficos, sí, pero tan profundos que tengan la intensidad misma de una revolución en su propio campo", también ante el desafío de generar empleo, prosperidad, de hacer que la economía crezca al igual que el país.

Remarcó que ésta es y debe ser la hora del cambio para México, de detonar las profundas transformaciones que requiere el país para consolidarse como nación democrática y equitativa.

"La nación independiente por la que lucharon Hidalgo y Morelos; la nación democrática y justa por la que lucharon Madero, Zapata y miles de revolucionarios", añadió.

"Hoy debemos conmemorar la Revolución cambiando lo que haya que cambiar y cambiándolo hasta donde se deba de cambiar, con todo lo que ello implica; porque debemos hacerlo a fin de que los mexicanos tengan mayores oportunidades en la vida y puedan hacer realidad sus sueños y sus anhelos", insistió.

En la explanada Francisco I. Madero de la residencia oficial de Los Pinos, donde depositó una ofrenda floral, exhortó a que en el año en que se conmemorará el centenario de la Revolución y el Bicentenario de la Independencia mexicana se retome con fuerza el ideal democrático del llamado "Apóstol de la Patria".

Se deben retomar las causas de justicia y equidad de los revolucionarios. Este 2010 debe ser el año en que nos decidamos a consolidar un país en el que cada mexicano ejerza a plenitud sus libertades y capacidades, con oportunidades, enel que cada familia pueda salir adelante de acuerdo a su propio esfuerzo.

Felipe Calderón recordó e hizo suyas las palabras de Heriberto Jara al recibir la Medalla Belisario Domínguez: "trabajemos con ahínco para el engrandecimiento de México, cada uno en su esfera de acción, cada uno de acuerdo a sus conocimientos y a sus facultades".

También asumió como propias las palabras de Leopoldo Zea, quien afirmó que la Revolución Mexicana, por diversas que sean las circunstancias dentro de las cuales se encuentre, podrá seguir significando el mismo ideal que significó en sus inicios.

En el acto estuvieron los presidentes de la Mesa Directiva de las Cámaras de Senadores, Carlos Navarrete, y de Diputados, Francisco Ramírez Acuña; el magistrado presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Guillermo Ortiz Mayagoitia.

Asistieron también los consejeros presidentes del Instituto Federal Electoral (IFE), Leonardo Valdés Zurita, y del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI), Jacqueline Peschard Mariscal.

El titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, y el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz Martínez, acudieron de igual forma a esta conmemoración.