Notimex
El paquete de estímulo económico aprobado por el Congreso y convertida en ley por el presidente Barack Obama, restringe el pago de primas a los cinco principales ejecutivos de cualquiera de las empresas que recibieron capital de los contribuyentes.
Nueva York.- Algunas empresas de Wall Street están buscando la forma de eludir los nuevos límites federales a compensaciones y bonificaciones para sus empleados, publicó hoy The Wall Street Journal.

El diario indicó que funcionarios de Citigroup y Morgan Stanley, así como otras instituciones financieras que han obtenido ayuda económica del gobierno, están discutiendo el aumento de los sueldos básicos para algunos ejecutivos y otros empleados de alto rango.

Los límites, que forman parte del paquete de estímulo económico aprobado por el Congreso y convertida en ley por el presidente Barack Obama el mes pasado, restringe el pago de primas a los cinco principales ejecutivos de cualquiera de las empresas que recibieron capital de los contribuyentes.

Por medio del Programa de Alivio de Activos en Problemas (TARP) además se limita el pago de primas a los 20 empleados mejor compensados de las empresas.

Las conversaciones al interior de los bancos para determinar cómo eludir las restricciones están en una etapa temprana, en parte porque el gobierno no ha emitido normas específicas sobre el pago de bonos para las empresas que recibieron ayuda, indicó el diario.

Las pláticas se están realizando con cautela debido a la política de volatilidad de salarios, primas y beneficios en Wall Street, además del escándalo por la promesa de pago de 450 millones de dólares de la empresa American International Group en primas a empleados de su unidad de Productos Financieros.

La mayoría de los comerciantes y banqueros de Wall Street obtienen un sueldo básico de entre 200 mil dólares para un coordinador de directores hasta 1.5 millones para un director ejecutivo.

Pero la mayor parte de su remuneración es en forma de bonificaciones, una tradición que comenzó cuando la mayoría de las empresas eran asociaciones privadas o socios que compartían directamente los ingresos anuales de la empresa.