Notimex/Jennifer Loven
Washington.- Los nuevos alivios impositivos y la capacidad de refinanciar las hipotecas de tasa ajustable podrían ayudar a muchos estadounidenses que corren peligro de perder sus hogares, dijo el sábado el presidente George W. Bush.
Bush dedicó su programa semanal de radio a promover una modesta serie de propuestas que anunció el viernes para lidiar con un alarmante aumento en el incumplimiento del pago de las hipotecas, lo que ha contribuido a generar inestabilidad en los mercados financieros.

``La industria hipotecaria atraviesa un período de ajuste'', dijo el presidente. ``Y algunos estadounidenses se preocupan por el impacto que esto tiene sobre su capacidad para abonar sus mensualidades para el pago de sus hipotecas''.

Las ejecuciones hipotecarias y los pagos en mora han aumentado verticalmente, especialmente para los prestatarios de hipotecas ajustables con pobres antecedentes crediticios o bajos ingresos. Las tasas a mayor interés y la depresión en el valor de las viviendas han tornado imposible para algunos mantener sus pagos mensuales. Hay personas que ni siquiera pueden refinanciar sus hipotecas o vender sus casas.

Se anticipa que empeoren tanto las ejecuciones como los pagos tardíos. Unos dos millones de hipotecas ajustables tendrán mayores tasas de interés este año y el próximo. Las fuertes penalizaciones por el pago anticipado de las hipotecas se suman a las preocupaciones de algunos propietarios.

Las propuestas de Bush facilitarán a los prestatarios con hipotecas ajustables refinanciarlas mediante los recursos de la Administración Federal de la Vivienda, una agencia de la era de la depresión financiera creada para que la gente de ingresos bajos y moderados pueda comprar su casa.