Washington, EU.- El presidente estadounidense, George W. Bush, recibirá personalmente al Dalai Lama el 16 de octubre, informó el jueves la Casa Blanca, a riesgo de aumentar el descontento de Pekín, que acusa al líder tibetano de separatista.
El mandatario recibirá al Dalai Lama en el sector privado de la Casa Blanca y sin presencia de periodistas, dijo el portavoz presidencial Gordon Johndroe.

Al día siguiente, el miércoles 17, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, entregará al Dalai Lama la más alta distinción civil del Congreso estadounidense en una ceremonia a la que asistirán el mandatario y la primera dama, Laura. Se trata de una ocasión inédita dado que Bush nunca se ha mostrado junto al líder budista en un acontecimiento público.

Bush lo ha recibido anteriormente en sus dependencias privadas de la Casa Blanca, pero nunca en su despacho, presuntamente por temor de irritar a China.

China se opuso "resueltamente" el jueves a dicha condecoración y se quejó oficialmente ante Washington pero sin hacer mención a la presencia del presidente Bush en la ceremonia del miércoles próximo.

"China se opone resueltamente a la entrega por parte del Congreso estadounidense de una supuesta medalla de oro" al Dalai Lama y condena su utilización "por cualquier país o cualquier persona para injerir en los asuntos internos chinos", advirtió el vocero de la cancillería china, Liu Jianchao.

El Dalai Lama, de 72 años, es el líder espiritual del Tíbet en el exilio en India, ocupado por las fuerzas chinas desde 1950.