El agente patógeno de la malaria es transmitido por un mosquito que pica especialemente de noche. Se ven especialmente afectados niños y mujeres embarazadas que viven en ambientes estrechos y poco higiénicos. La enfermedad tiene cura si es tratada rápidamente. Sin embargo, sin ayuda, los niños pueden morir en 24 horas.
Nueva York, EU.- Cada 30 segundos, un niño muere debido a la malaria, informó hoy el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Nueva York con motivo del Día Mundial de la Malaria que se conmemora mañana sábado.

Con 800 mil casos al año, esta enfermedad del Trópico sigue siendo una de las principales causas de mortalidad en niños en naciones pobres. Países como Angola, Congo, Nigeria, Zimbabwe y Sudán, al sur del Sahara, se ven especialmente afectados.

Sin embargo, la prevención mejoró en el último tiempo. Sólo el año pasado, UNICEF repartió 20 millones de redes contra mosquitos a familias en riesgo. Hasta 2010, habrá en colaboración con otras organizaciones campañas de prevención y tratamientos. "Por primera vez confiamos en que la malaria pueda convertirse en una causa rara de enfermedad y muerte", dijo la directora de UNICEF, Ann Veneman, según la declaración.

El agente patógeno de la malaria es transmitido por un mosquito que pica especialemente de noche. Se ven especialmente afectados niños y mujeres embarazadas que viven en ambientes estrechos y poco higiénicos. La enfermedad tiene cura si es tratada rápidamente. Sin embargo, sin ayuda, los niños pueden morir en 24 horas.