La Jornada
Moisés Jaimes Cruz señaló que las actuales circunstancias obligan a hacer dos mediciones sobre las remesas, una en dólares y otra en pesos. De esta manera, entre enero y junio de este año las remesas enviadas a través de BTS de BBVA-Bancomer ascendieron a aproximadamente 4 mil 352 millones de dólares, que son 4.5 por ciento menos de lo recibido en el mismo lapso de 2008.
México, D.F..- El envío de remesas de Estados Unidos a México tendrá una caída de entre 17 y 18 por ciento durante julio debido a las condiciones de la economía estadunidense y la depreciación del tipo de cambio, señaló el director de Bancomer Transfer Services (BTS), Moisés Jaimes Cruz. Destacó que la captación de remesas ha dejado de ser predominante de estados como Zacatecas y los del sur y sureste de México. "Todo el país recibe algún monto porque ahora hay migrantes de todas las regiones."

Junto con el economista en jefe para México de BBVA-Bancomer, Adolfo Alba, Jaimes Cruz detalló que antes de que se presentara la crisis económica actual, el promedio en cada remesa era de 360 dólares, pero ante las circunstancias económicas y laborales de los mexicanos en Estados Unidos se ha reducido a 335 dólares, lo que equivale a 7.4 por ciento menos.

Los ejecutivos señalaron que la persistencia del envío de dinero por los migrantes mexicanos en lo que va del año ha demostrado que no habrá un retorno masivo a territorio nacional, y que se trata de un grupo que sabe adaptarse a las circunstancias. "Son mexicanos que están dispuestos a trabajar más horas, a reducir gastos, a compartir departamento o cuarto y a trabajar en diversas actividades".

Asimismo, dijo los mexicanos en Estados Unidos han aprendido a manejar de la mejor manera posible sus ingresos y a determinar el mejor momento para dejar de enviar dinero o reiniciar el apoyo a sus familias, lo cual va estrechamente vinculado con la situación del tipo de cambio.

Moisés Jaimes Cruz señaló que las actuales circunstancias obligan a hacer dos mediciones sobre las remesas, una en dólares y otra en pesos. De esta manera, entre enero y junio de este año las remesas enviadas a través de BTS de BBVA-Bancomer ascendieron a aproximadamente 4 mil 352 millones de dólares, que son 4.5 por ciento menos de lo recibido en el mismo lapso de 2008.

Mientras tanto al hacer la estimación en pesos han ingresado aproximadamente 60 mil 437 millones, que son 25 por ciento de lo recibido durante el primer semestre de 2008, por lo que, dijo, las familias mexicanas recibirán más dinero a través de este canal formal de envío.

Jaimes señaló que hay tres momentos del año en el que las remesas se incrementan de forma notable. La primera fecha es el 10 de mayo; la segunda los días previos al regreso a clases, por lo que se confirma que quienes envían ese dinero son padres de familia, que sólo entre la segunda quincena de julio, agosto y septiembre propiciarán que el flujo de remesas se incremente entre 12 y 15 por ciento. Y la tercera fecha sobresaliente es la de las fiestas decembrinas.

Explicó que entre enero y mayo de 2009 del total de remesas a México por medios electrónicos 48 por ciento las hizo BTS; de las remesas totales pagadas en bancos, 59 por ciento se hicieron en BBVA Bancomer, y del total de remesas pagadas en bancos y canales informales, 72 por ciento se hizo a través de BTS.