Rosendo Zavala/El Guardián
Saltillo, Coah.- Dos menores que caminaban por las calles del fraccionamiento Magisterio vivieron momentos de pánico la noche del domingo pasado, al ser alcanzadas por un taxista que intentó subirlas a su carro, mientras se bajaba el pantalón para saciar sus bajezas.
Irene paseaba con su prima disfrutando el anochecer cuando en el cruce del bulevar Sección 38 y la calle Jesús Perales vieron un taxi que se paró frente a ellas.

Al momento, la puerta del Nissan, con placas 5512 CTX, se abrió y el conductor se exhibió ante ellas, jalando a la niña de 11 años para subirla a la fuerza, aunque ésta logró zafarse para retirarse y ponerse a salvo.

Tras quedarse con las ganas de subir a Irene, el sujeto, que después fue identificado como Alejandro Montes Chávez, intentó hacer lo mismo con la prima de la menor, quien le propinó varios golpes para poder zafarse de sus manos.

Luego de correr para pedir ayuda, las niñas avisaron a sus padres, quienes de inmediato se abocaron a la búsqueda del individuo de 34 años, a quien localizaron minutos después.

Tras someterlo y ponerlo contra el piso para que no escapara, los ofendidos avisaron a la Policía, que llegó para recibirlo y ponerlo tras las rejas acusado de atentados al pudor.

Será en las próximas horas cuando se defina la situación legal del acusado, ya que los padres de las menores agraviadas comentaron que acudirían a interponer su respectiva denuncia.