Señala el secretario de Hacienda que las caídas combinadas de ingresos y producción significan que la economía mexicana no participará de la recuperación económica global pronosticada para 2010
La caída de la producción y los precios del petróleo podrían precipitar a México a su recesión más grave en 30 años, advirtió el miércoles el secretario de Hacienda Agustín Carstens.

La producción ha bajado durante todo este año y podría caer en 4.9% en 2010, dijo Carstens.

Los ingresos petroleros financiaron 40% del presupuesto mexicano el año pasado. El gobierno protegió esos ingresos al fijar precios de 70 dólares el barril. Pero esas garantías no rigen en 2010, dijo Carstens ante el Senado el martes. Pronosticó que el precio de exportación en 2010 será de 53 dólares el barril.

El funcionario señaló que las caídas combinadas de ingresos y producción significan que la economía mexicana no participará de la recuperación económica global pronosticada para 2010.