Arturo Estrada/Vanguardia
Saltillo, Coah.- En lo que va del año, cuatro elementos de las fuerzas policiales de Coahuila han sido victimados; sin embargo el procurador de Justicia del Estado, Jesús Torres Charles, sostuvo que el saldo no corresponde a una ola de violencia o a un ataque organizado a los cuerpos de seguridad.
"No son las fuerzas policiales las que están siendo victimadas. Los ministeriales que murieron lo hicieron en cumplimiento de su deber; mientras que el caso de los dos comandantes de la Policía Estatal está siendo investigado. No hay una ola de violencia ni de homicidios contra agentes de las policías del Estado, no es cierto, eso no existe aquí", aseveró.

Para el procurador, la violencia que se ha manifestado en la entidad está inscrita en el contexto nacional; más aún recordando que con todo Coahuila sigue siendo el menos violento de los estados fronterizos.

"Son manifestaciones a las que tenemos que poner atención y dimensionarlas en nuestros operativos y esquemas de acción", afirmó.

Señaló que en el contexto nacional se ha observado que son las policías municipales las que con mayor frecuencia son agredidas por problemas de corrupción, "suelen ser el blanco del crimen organizado".

"Los policías de Torreón y Sierra Mojada murieron en cumplimiento de su deber; mientras que el caso de los dos jefes policiales de Saltillo estamos investigando. Uno de los primeros dos elementos murió persiguiendo un delincuente y otro en un enfrentamiento", afirmó.