El Universal
Querétaro, Qro.- El presidente de la República, Felipe Calderón, convocó a los poderes de la Unión, a los tres niveles de gobierno y a la sociedad a conformar un acuerdo por la legalidad y la seguridad.
Señaló que la lucha por un México seguro lo es también por la legalidad en la que ninguna autoridad ni tampoco miembro alguno de la sociedad quede excluido. "Debemos seguir la lucha para hacer prevalecer el orden y combatir a quienes pretenden imponer sus intereses al margen de la ley", señaló dentro de la conmemoración del 91 aniversario de la promulgación de la Carta Magna.

Ante los representantes del Poder Legislativo y Judicial, y 18 gobernadores reunidos en Querétaro, Calderón agregó el Presidente que el compromiso de los mexicanos es someter las coincidencias o las divergencias al cauce institucional establecido por la Constitución.

El Teatro de la República como escenario, el mandatario advirtió que la delincuencia, la corrupción o la impunidad atentan contra los derechos y el orden público, y dijo que "son males que debemos combatir mediante el cumplimiento de la ley, la sociedad y las autoridades".

Durante la ceremonia los representantes del Poder Legislativo también expresaron su preocupación por la inseguridad que se expresa en algunos poderes fácticos.

Arnoldo Ochoa, vicepresidente de la Cámara de Diputados, advirtió que en México hay nuevas amenazas y poderes fácticos, además de que existen nuevas realidades que urge regular y acotar, poderes "que buscan incidir en lo económico y lo político".

La Constitución debe ser muralla y arma contra la violencia de poderes fácticos como el narcotráfico y otros que, aunque aparezcan como legitimados, generan las peores injusticias, la pobreza y la marginación, señaló el legislador.

Prometen acuerdos

El diputado priísta reiteró que en la Cámara de Diputados habrá disposición al diálogo y un afán por la construcción de acuerdos.

Por el Senado, Santiago Creel aprovechó la ocasión para aclarar que no están de acuerdo los panistas en modificaciones a la Constitución que permitan la creación de un nuevo órgano en donde se diriman las controversias constitucionales. "Establecer en México dos tribunales con la misma jerarquía y con funciones distintas, es decir, instituir la doble jurisdicción daría lugar a conflictos insuperables. Carece de sentido político y jurídico crear un nuevo órgano para interpretar la Constitución cuando ya la Corte lo hace de modo definitivo y concluyente", opinó.

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Guillermo Ortiz Mayagoitia, aseguró que el Poder Judicial de la Federación no escoge los temas sobre los que habrá de pronunciarse, "no tiene una agenda temática", pues aseguró que depende siempre de los planteamientos que le hacen. "Al poder judicial le definen su agenda temática los justiciables, quienes deciden las cuestiones que deben ser materia de resolución".

Recordó los pendientes por resolver como la impugnación por la despenalización del aborto, los amparos contra la ley del ISSSTE, los juicios orales en Nuevo Léon, y la delimitación o alcance de la intervención de la AuditoríaSuperior de la Federación.

El presidente Calderón, quien estuvo acompañado por el gabinete legal y ampliado recordó personajes ilustres como Benito Juárez, Francisco I. Madero y Venustiano Carranza.