Universal
De cara al relevo presidencial que se avecina en Estados Unidos, Felipe Calderón enumeró las características que debería tener el próximo mandatario de ese país.
En entrevista -difundida en la versión electrónica del periódico Hoy y reproducida con la autorización del rotativo- el jefe del Ejecutivo mexicano señaló que sería ideal que el nuevo líder de la Unión Americana tenga "más visión, una capacidad de análisis más serena y más objetivo, menos emocional y más racional del fenómeno migratorio".

Que su compromiso sea claro con los derechos humanos, al margen de su calidad migratoria, y que tienda "puentes de cooperación y entendimiento" en lugar de "levantar muros".

Tras hacer un repaso sobre la actualidad mexicana con motivo de su viaje a la Unión Americana, programado del 10 al 14 de febrero, consideró fundamental que nadie se equivoque y se deje de pensar que el enemigo es el vecino.

En opinión del presidente de México, la relación bilateral debe ser de más colaboración y respeto.

Dijo interesarle una frontera segura, pero en beneficio de los mexicanos, que le cierre el paso a los criminales y que se abra para los actores de trabajo productivo.

Estados Unidos debería entender y tener una mayor visión del problema migratorio, insistió Calderón.

Admitió que le preocupa el freno de la economía estadounidense, que está perdiendo competitividad a pasos agigantados, porque México depende en gran parte de ella.

Sostuvo que mientras más se cierren las fronteras al comercio, al capital y al trabajo, más pobre será el crecimiento económico de ese país.