Universal
Cd. de México.- El presidente Felipe Calderón convocó a asumir una nueva actitud y a dejar atrás las inercias que han llevado a que México no tenga el lugar que le corresponde en el deporte a nivel internacional.
El titular del ejecutivo encabezó la entrega del Premio Nacional del Deporte 2007 en donde dijo que una muestra del compromiso de su gobierno serán las Olimpiadas de Beijing el próximo año, en donde se comprometió a hacer entrega de lo que requieran los deportistas de manera puntual.

"Transformar y renovar al deporte implicará la evolución de todo un nuevo ciclo político en donde quiero que nos apliquemos todos para poner a disposición de todos los atletas que asistirán a la próxima olimpiada de Beijing todo lo que necesiten, desde uniformes a tiempo y a su medida para que no se los estén entregando a la hora de la hora como vuelve a ocurrir a cada rato, hasta becas, sueldos e instalaciones".

El presidente de México, acompañado por el titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), Carlos Hermosillo, y la Secretaria de Educación Pública, Josefina Vázquez Mota, entregaron los reconocimientos a:
Lorena Ochoa, golfista; Rosario Espinoza, taekwondo; Paola Espinoza, en clavados, José Luis Onofre, entrenador y Patricia Valle, deportista paralímpica.

En su turno los galardonados le solicitaron al Calderón mayor apoyo para el sector deportivo del país.
Calderón se comprometió con ello y giro instrucciones a la SEP y a la CONADE para que cambien el ritmo y aceleren la promoción del deporte a nivel nacional hasta que se masifique.