El Universal
El presidente Felipe Calderón utilizó dos vehículos que se tenían en comodato o préstamo por parte de una compañía automotriz el día que acudió al Congreso de la Unión a presentar su primer Informe de Gobierno, de acuerdo con datos de la Presidencia de la República.
Este miércoles se concluyó con la entrega de los 12 vehículos que se tenían en comodato a sus respectivos dueños -en todos los casos, empresas automotrices-, incluida la camioneta Hummer 2005 que utilizaba el ex presidente Vicente Fox.

De entre la lista de las 12 unidades se cuentan los dos camiones de pequeñas dimensiones, color blanco, que Calderón usó para viajar de la residencia oficial de Los Pinos a las instalaciones del Palacio Legislativo de San Lázaro el pasado 1 de septiembre, según reportes de la casa presidencial.

Las unidades, blindadas, transportaron a Calderón y a su esposa, Margarita Zavala, así como a las comisiones de cortesía que se designaron para acompañar en los recorridos de ida y vuelta al mandatario el día de la entrega de su informe.

Fue precisamente uno de esos camiones de pequeñas dimensiones el que comenzó a fallar cuando Calderón se dirigía a San Lázaro, motivo por el cual el convoy que lo acompañó tuvo que disminuir su marcha.

Los elementos del Estado Mayor Presidencial que acompañaron al mandatario le informaron de la falla mecánica y se vieron obligados a disminuir la velocidad en un tramo de las avenidas Viaducto y Congreso de la Unión.

Incluso tuvieron que apagar el aire acondicionado de la unidad, ante la posibilidad de una falla eléctrica.

Los camiones, además de ser blindados, contaban con asientos individuales y mesas de trabajo, así como asientos anatómicos y reclinables, para el transporte del titular del Poder Ejecutivo y su equipo, según los detalles de la Presidencia.

Ayer, de acuerdo con datos obtenidos por este diario, los camiones blancos blindados y que sólo se utilizan contadas veces al año, una o dos, se encontraban en calidad de comodato, ya que fueron proporcionados por una compañía automotriz de la cual se reservó el nombre, pero quien recibió ayer mismo las unidades que ya fueron devueltas.

Los dos camiones se suman a la lista de vehículos que la Presidencia entregó después del escándalo que se desató por la propiedad de la camioneta Hummer 2005, con valor de más de medio millón de pesos, que utilizaba Fox Quesada en su rancho de Guanajuato.

A pesar de que Fox dijo que era propiedad del Estado Mayor Presidencial, se comprobó que no era así. Su dueño original seguía siendo la compañía General Motors de México, SA de CV, quien se la había entregado en comodato o préstamo al cuerpo de vigilancia del presidente y los ex presidentes de la República.