Notimex
El vocero de la bancada del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito federal (ALDF), Alejandro Sánchez Camacho calificó de exceso las críticas de la Arquidiócesis contra los legisladores locales.
Luego de que la jerarquía católica acusó a la ALDF de aprobar leyes absurdas y ganar más que los federales, Sánchez Camacho pidió a los prelados no olvidar que México es un Estado laico.

"A ellos les toca velar por el bienestar espiritual de la población y a nosotros nos corresponde trabajar el marco legislativo de la ciudad de México", aseveró.

Estimó oportuno recomendar al sector religioso en nuestro país que recuerden que al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

Pidió a los jerarcas católicos que no se queden callados ante lo ostentoso de los gastos de un gobierno federal, de los altos salarios de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ni ante la pobreza.

Aseguró que la molestia del clero tiene su origen en la iniciativa presentada en la ALDF, que permite matrimonios entre persona del mismo sexo.

"No estaría mal que ellos también evalúen la necesidad de la diversidad sobre todo en una ciudad como la de México que es vanguardia en varios temas y este no va a ser la excepción", aseveró.

El asambleísta del Partido de la Revolución Democrática (PRD) sostuvo que las críticas de la Iglesia forman parte de una ofensiva "de la derecha" que en 17 congresos locales ha dado marcha atrás a temas importantes para la libertad de la mujer.