Una comisión de la cámara baja del Congreso estadounidense solicitó a la CIA los documentos de un programa para aniquilar a dirigentes de la red terrorista de al-Qaida, dijeron el martes autoridades legislativas sobre el plan ya eliminado.
La Agencia Central de Inteligencia (CIA, en inglés) gastó al menos un millón de dólares en los ocho años que duró el programa hasta el mes pasado, dijo un dirigente del Congreso. Según funcionarios de inteligencia, la operación nunca rebasó la etapa de planeación.

La CIA dijo el martes que cooperaría con la decisión de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, la cual podría ser el precedente de una investigación exhaustiva sobre la operación secreta y de las razones para no comunicar el plan al Congreso. Las autoridades hablaron a condición de anonimato debido a que no estaban facultadas para abordar el asunto en público.

Por su parte, el director de la CIA, Leon Panetta, ordenó una amplia revisión interna, dijo el vocero de la agencia, George Little.

Panetta dijo al Congreso el 24 de junio que poco después de enterarse del programa para matar a líderes de al-Qaida con sicarios, lo suprimió. También declaró a los legisladores que el ex vicepresidente Dick Cheney ordenó a la CIA que no informara al Congreso los detalles del programa secreto.

En el 2001, el entonces presidente George W. Bush autorizó la muerte de líderes de al-Qaida. El Congreso fue enterado de la notificación.

Un dirigente legislativo dijo que el programa secreto de la CIA fue creado para lanzar ataques terrestres con grupos de sicarios.

La mayoría de los intentos por matar a líderes de al-Qaida, supuestamente ocultos en la insegura frontera occidental de Pakistán, fue efectuada con aviones automáticos armados debido a las complicaciones del terreno controlado por tribus que en ocasiones son hostiles. Pero esas operaciones han llegado a matar y herir a inocentes y suscitado indignación en Pakistán.

El presidente la Comisión de Inteligencia, el demócrata Silvestre Reyes, podría decidir esta semana si sigue adelante con una investigación íntegra de la programa de la CIA.

La comisión intentará conocer cuánto se gastó en el plan, si hubo entrenamientos y si hubo viajes de funcionarios en relación con el programa, dijo un funcionario de la entidad.