Foto: Vanguardia/Especial
El Universal
Suma 3.7 millones el número de financiamiento con descuento al salario, mientras que poco más de un millón de micas fueron canceladas; Ixe eliminó por completo el plástico
México. Acceder a un préstamo de nómina es tan sencillo para algunas familias, al grado que descuidan el pago de compromisos financieros con las tarjetas de crédito, lo cual explica por qué al cierre del primer semestre de este año se han cancelado un millón de plásticos.

Cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores indican que a junio de 2012 en el mercado había 25.1 millones de tarjetas de crédito, lo que implicó una reducción de 4 por ciento (o un millón 46 mil 761) respecto a igual periodo de 2011, cuando operaban en el país más 26.2 millones de plásticos.

Sobresalen los casos de Ixe, que en un año eliminó por completo el total de sus plásticos, pues mientras que a junio de 2011 contabilizaba 362 mil 111 tarjetas de crédito, al cierre del sexto mes de este año, cerró en cero este protafolio.

Banorte tuvo una reducción de 97 por ciento en el número de sus tarjetas, pues éstas pasaron de más de 1.8 millones a 54 mil en el lapso de un año.

En contraste, según datos de la CNBV, la cartera de crédito de nómina presentó un crecimiento de 45 por ciento a junio de este año, frente al mismo periodo de 2011.

Según cifras del organismo, actualizadas a abril de este año, en el mercado nacional los bancos habían colocado 3.7 millones de préstamos de nómina, lo que representó que en promedio, cada día 31 mil 303 mexicanos se comprometieron con un crédito con descuento a su salario.

Sin embargo, aquellas familias que comprometieron sus ingresos en un préstamo con descuento vía nómina, abandonaron el pago de su tarjeta, que siempre resulta ser el primero instrumento en dejar de solventar, afirmó Juan Carlos Pérez, director de la licenciatura en administración financiera del Tecnológico de Monterrey.

Juan Pablo Zorrilla, director general de Resuelve Tu Deuda, explica que "el crédito de nómina será el producto que en el futuro le hará llegar mayores recursos a las firmas financieras, por ser un instrumento en el que los bancos no tienen que generar grandes reservas, ante un posible impago como sucede con las tarjetas de crédito".

Zorrilla comentó que al mes acuden a la reparadora de crédito entre 10 y 15 mil personas, de las cuales 50 por ciento, presenta un cuadro de sobreendeudamiento grave, en el cual se conjugan deudas en tarjetas de crédito con el pago de un crédito de nómina.

El desgaste es evidente en la cartera vencida que tienen los bancos en tarjetas de crédito, pues suma 12 mil 281 millones de pesos a junio de este año, lo que implicó un avance de 3.4 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado.

Un análisis elaborado por la American Chamber México y el Instituto Mexicano para la Competitividad revela que los rendimientos del crédito al consumo son altos para los bancos en general, pues a principios de 2000, el crédito al consumo (tarjetas, créditos de nómina y personales) solo representaba 5.4 por ciento de ingresos por intereses totales, pero desde 2008 subió a 40 y hasta 50 por ciento.

Ofrecer créditos de nómina ha resultado un negocio muy rentable para los bancos, pues a pesar de que un cliente se encuentre con problema, el respaldo de tener el sueldo como garantía ha permitido que en pocas ocasiones se deje de cobrar un financiamiento, afirmó Juan Pablo Zorrilla.

De mantener el ritmo actual, en lo que resta de este año y para 2013, el crédito de nómina se puede convertir en la principal fuente de ingresos de los bancos, por el cobro de intereses y comisiones que obtienen, afirmó Juan Carlos Pérez, del Tecnológico de Monterrey.

Los ganadores

No todos los bancos han salido mal librados en la colocación de tarjetas, por ejemplo, Banco WalMart, logró avanzar 68 por ciento a junio de este año, con lo cual acumula un total de 419 mil 318 plásticos en México.

Banregio avanzó 25 por ciento, al acumular un protafolio de 21 mil 281 plásticos; BanCoppel, que ofrece un costo anual total (CAT) de 88 por ciento, en sus tarjetas, logró una captación espectacular, pues creció 230 por ciento, en los útlimos tres años, y acumular una cartera que pasó de 611 mil 96 plásticos a 2.1 millones según cifras reveladas por la CNBV.

De acuerdo con un ejercicio realizado en el calculador de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, un crédito de nómina por 10 mil pesos a un plazo de 12 meses, con Afirme, el usuario puede estar pagando un total de 17 mil 481.19 pesos.

Con Santander el usuario puede erogar 3 mil pesos adicionales a los otorgados como crédito al igual que en Banamex y Banorte. En Scotiabank, el pago total puede ser de 12 mil 467 pesos, mientras que en HSBC llega a 12 mil 377.37 pesos.

A 36 meses, plazo mínimo para comprometerse con un crédito de nómina con Bancomer, el usuario que solicite 10 mil pesos deberá de pagar al final del contrato 16 mil 964 pesos.






.