El Universal
Los manifestantes se mueven de un sitio a otro en taxis y camiones a diversos puntos de la ciudad, luego de ser replegados por la PFP
Monterrey, NL.- Las presuntas narcoprotestas en contra de los elementos de Ejército Mexicano fueron desalojadas por la Policía Federal Preventiva (PFP), después de casi cuatro horas de impedir la circulación de las avenidas Morones Prieto y Constitución.

Sin embargo, el esfuerzo de la autoridad no sirvió para nada porque los manifestantes, principalmente mujeres con niños y jóvenes encapuchados, fueron trasladados por sujetos no identificados en taxis y camiones hasta dos nuevos puntos de la ciudad: Fidel Velázquez y Bernardo Reyes, y Revolución y Chapultepec, en los límites respectivamente, entre Monterrey y San Nicolás de los Garza, y entre Monterrey y Guadalupe, ambos puntos a unos 10 kilómetros de distancia de Constitución.

Desde las 09:00 de la mañana la circulación de oriente a poniente y de poniente a oriente de las principales arterias que conectan a la ciudad (Constitución y Morones Prieto), fueron bloqueadas por estos supuestos inconformes.

Alrededor de las 11:40 horas mediante el uso de fuerza, los elementos de la PFP pudieron disolver este grupo de manifestantes, pero en menos de 20 minutos subsecuentes, se reagruparon a unos kilómetros del lugar y repitieron el cerrón de avenidas en la prolongación de Gonzalitos o Fidel Velázquez y en la avenida Revolución.

En este tercer y cuarto cerrón vial, se están viviendo enfrentamientos violentos en contra de los automovilistas que avientan el automóvil por la desesperación de verse obstaculizados para circular y en contra de los elementos de la PFP, quienes buscan copar la acción de estos inconformes.

Estas movilizaciones en contra de los elementos del Ejército Mexicano fueron bautizadas como narcobloqueos por el secretario de Seguridad Pública del Estado, Aldo Fasci Zuazua.

"No hay otra forma de llamarlos porque el crimen organizado está detrás de estas manifestaciones en contra del Ejército", comentó.