El vehículo se salió del camino la tarde del martes cerca de Alice, aproximadamente 64 kilómetros al oeste de Corpus Christi, cayendo a una cantera de grava, dejando un saldo de 18 heridos
Un camioneta que transportaba indocumentados deGuatemala y México cayó a un precipicio de 13,5 metros (45 pies) en elsuroeste de Texas, resultando lesionadas 18 personas, dijeron elmiercoles las autoridades.La camioneta tipo pickup se salió del camino la tarde del martes cercade Alice, aproximadamente 64 kilómetros (40 millas) al oeste de CorpusChristi, cayendo a una cantera de grava.

''No se puede ver la cantera hasta que estás allí'', dijo el policíaestatal Robert Vásquez, quien fue uno de los primeros oficiales quellegaron al lugar del accidente.

Once personas permanecían hospitalizadas el miércoles. Dos de lospasajeros de la camioneta estaban en condición crítica, señaló LeticiaZamarripa, vocera de la agencia de Inmigración y Aduanas.

Otro pasajero, un muchacho, se encuentra grave y se cree que estáparcialmente paralizado, agregó. Los otros lesionados fueron atendidosen hospitales del área y dados de alta, quedando bajo la custodia de laPatrulla Fronteriza.

El conductor, identificado como Patricio Rebollar, fue acusado decontrabando de personas en el cual hubo como resultado muertes olesiones, indicó Zamarripa. Rebollar había quedado atrapado bajo elvolante en la camioneta volcada, agregó Vásquez.

Zamarripa dijo que desconocía si Rebollar estaba entre los aún hospitalizados.

Un agente de la Patrulla Fronteriza se cruzó con Rebollar el martes enla tarde en un área rural y sospechó que podría estar esperandoinmigrantes ilegales para que abordaran su camioneta.

Más tarde, otro agente vio una camioneta que coincidía con ladescripción del vehículo doble cabina Chevrolet Silverado, color blancoy modelo 1995, de Rebollar, señaló Vásquez. El agente dio una vuelta enU para identificar la licencia de la camioneta, agregó, y en esemomento el vehículo salió del camino y atravesó una cerca.

Es común que los traficantes atraviesen cercas con sus vehículosporque saben que frecuentemente los patrulleros no podrán seguirlos,comentó Vásquez. El borde de la cantera estaba a 2,5 metros (ocho pies)de la cerca, añadió.