Redacción
Saltillo, Coah.- Las autoridades policiacas de Austin, Texas, suspendieron la visita de elementos de aquella corporación a Saltillo, luego de la doble ejecución de los comandantes Víctor Adán Uresti y Hugo Eleazar Sandoval de la Policía Estatal la semana pasada.
El comandante ejecutivo de la policía tejana, Sean Mannix, dijo el miércoles allá que a las autoridades de Austin les preocupaba poner en peligro a sus policías, quienes participaban en intercambios y eran hospedados y escoltados por policías de alto rango aquí en Coahuila.

"La razón para esto es simple -explicó Mannix-, la seguridad de nuestros empleados. Las personas que fueron victimadas eran consideradas amigos, y tenían base en la corporación que recibía el entrenamiento, lo que genera un alto impacto en nuestros elementos", dijo.

Los agentes estadounidenses viajaban a esta ciudad a compartir entrenamiento cultural y a construir relaciones con la policía saltillense desde 2005. La Policía Estatal proveía alimento y alojamiento a los oficiales de Austin, y les enseñaban español, mientras que la policía de Austin ofrecía entrenamiento a los oficiales de Coahuila en destrezas tales como manejar investigaciones de asuntos internos y tácticas SWAT.

Mannix dijo que su departamento aún quiere sostener la relación ofreciendo hospedaje a los policías mexicanos en Austin y enviando equipamiento que ya no es necesario para los oficiales de aquella ciudad.

Por su parte, el procurador Jesús Torres dijo que no habrá "carpetazo" en las investigaciones del doble homicidio, y que los policías están conscientes del riesgo que implica ser efectivo.