Cynthia Rodríguez/Excélsior
"Nos llamaron de la embajada y del Instituto Italiano de la Cultura para informarnos que ya no viajaríamos a la Ciudad de México porque hay una epidemia de influenza y corríamos el riesgo de ser detenidos en el aeropuerto a la ida y también al regreso", comentó Forgione quien participaría en el seminario con una conferencia titulada El crimen organizado y el contraste político-institucional entre la acción penal y la extra penal.
Roma, Italia.- La embajada de Italia en México suspendió el pasado viernes por la noche el viaje que tenían programado cuatro italianos para participar en el Seminario El contraste a la delincuencia organizada en el marco de nuevas reglas para el desarrollo: reflexiones, experiencias y propuestas, que se llevaría a cabo la próxima semana en la Universidad Nacional Autónoma de México con otros expertos sobre delincuencia organizada.

El seminario, que sería inaugurado por el rector de la UNAM y el embajador de Italia en México, estaba programado a realizarse en el auditorio Alfonso Caso, de la Torre II de Humanidades y contaría con la participación de Francesco Forgione, ex presidente de la Comisión Antimafia del Parlamento Italiano; Fabio Granata, actual vicepresidente de dicha comisión; Antonio Ingroia, fiscal Antimafia de la ciudad de Palermo, y de Giorgio Dominese, catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad LUISS, con sede en Milano.

"Nos llamaron de la embajada y del Instituto Italiano de la Cultura para informarnos que ya no viajaríamos a la Ciudad de México porque hay una epidemia de influenza y corríamos el riesgo de ser detenidos en el aeropuerto a la ida y también al regreso", comentó Forgione quien participaría en el seminario con una conferencia titulada El crimen organizado y el contraste político-institucional entre la acción penal y la extra penal.

"Nos dijeron que el seminario se debía reprogramar porque, además, donde se iba a realizar, que es la Universidad, pues está cerrada y que los siguientes diez días son clave para ver cómo evoluciona el virus", lamentó Forgione.

Antonio Ingroia participaría con la conferencia Delincuencia organizada y justicia; Giorgio Dominese con Delincuencia organizada: economía y finanzas y Fabio Granata con Delincuencia organizada y política.

China suspendió este lunes las importaciones de carne y productos del cerdo provenientes de México y de tres estados norteamericanos: Texas, Kansas y California.

El ministerio de Agricultura y la Administración encargada del control de calidad y de la cuarentena explicaron en un comunicado conjunto que la prohibición, con efecto inmediato, está destinada a prevenir la llegada del virus de la influenza porcina a China.

El gobierno de Pekín no prohibió, sin embargo, los viajes hacia estos destinos, y en particular hacia México, foco de la epidemia donde más de 100 personas habrían muerto a causa de esta enfermedad.

Pekín advirtió, asimismo, contra el contacto con cerdos y aconsejó consultar con un médico ante la más mínima alerta.

Las autoridades chinas afirmaron que hasta el momento no se registró en el país ningún caso de contagio humano por el virus e instaban a la población a mantenerse vigilante.

"Por el momento no hay casos de gripe porcina en China. Estamos vigilando estrechamente la situación e informamos al público de la mejor manera de prevenir la enfermedad", declaró un portavoz del Ministerio chino de Sanidad.

El Ministerio de Sanidad describe los síntomas de la enfermedad, su modo de transmisión, los casos registrados en el mundo, y precisa que la enfermedad se puede "prevenir, controlar y tratar".

En un comunicado advierte a quienes viajen al extranjero de que estén atentos a cualquier síntoma de contaminación.

La administración encargada del control de calidad y de la cuarentena instó el pasado sábado a los viajeros procedentes de regiones afectadas a señalar todos los síntoma de gripe a su regreso.

En tanto, en países como Rusia y Taiwán planean colocar bajo cuarentena a cualquier persona que aparentemente tenga la enfermedad.

Hong Kong y Corea del Sur recomendaron a sus ciudadanos que no viajen a la Ciudad de México y a tres estados mexicanos, mientras que Italia, Polonia y Venezuela aconsejaron aplazar viajes a zonas afectadas en México y Estados Unidos.