Foto: Notimex
El Universal
El crimen organizado arremetió contra ocho bases de la PGR y la policía municipal; recomiendan a la población no acudir a bares.
Celaya.- La alcaldesa Laura Ruby López Silva ordenó la cancelación del desfile conmemorativo del 20 de noviembre y anunció la suspensión de clases en las escuelas de todos los niveles y el servicio de guardería, a causa de la violencia, a su vez el titular de Protección Civil, Hiram Castillo, recomendó a la población abstenerse de acudir a los antros y bares.

Elementos del Ejército, policías federales, agentes de la policía ministerial del estado y policía municipal custodian los accesos a la ciudad y las instalaciones de las corporaciones de seguridad.

A las 22.30 horas de este jueves un comando lanzó tres granadas de fragmentación al interior de las oficinas del Ministerio Público Federal de la subdelegación de la PGR en la colonia Arboledas, tres de estas explotaron en el patio y un artefacto más se quedó sin detonar bajo una camioneta oficial en el exterior de la dependencia.

El edificio de la PGR y tres vehículos sufrieron daños, en tanto el equipo antibombas del Ejército maniobraron por cuatro horas en la detonación controlada de la granada de fragmentación.


Casi en forma simultánea un grupo armado rafagueó el edificio del Instituto de Formación Policía (Infopol) por personas que iban a bordo de una motocicleta y hubo ataques en el estacionamiento de la plaza parque Celaya y en las instalaciones de la Unidad Mixta de Atención al Narcomenudeo.

Javier Gasca, director de la policía de Villagrán, confirmó que sujetos en una camioneta aventaron una granada a las instalaciones de la corporación que provocó daños materiales.

Consideró que fue una acción distractora de grupos delictivos que huían después de realizar los ataques en Celaya.

Militares, Policía Federal, Fuerzas de Seguridad del Estado, Policía Ministerial y Policía Municipal implementaron operativos de localización de los responsables, sin que hasta ahora haya detenidos.


Investiga PGR el caso

La Procuraduría General de la República (PGR) inició una averiguación previa por los ataques perpetrados a las instalaciones de la dependencia en Celaya y a cuatro casetas de vigilancia de la Policía Municipal.

Autoridades de la procuraduría informaron que se abrió la indagatoria por el delito de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos contra quien o quienes resulten responsables.

Señalaron que ninguna persona resultó lesionada por esas agresiones y que sólo se presentaron daños materiales por la explosión de granadas de fragmentación que lanzó un grupo de sicarios.

De acuerdo con las primeras investigaciones los ataques a las instalaciones de la PGR en Celaya y a las casetas de vigilancia de la Policía Municipal en Villagrán, podría ser en represalia por la detención de Cristóbal Altamirano Piñón, alias "la Rubia".

Ese sujeto es considerado el jefe de la organización delictiva "La Familia Michoacana" en Guanajuato, abundó la Procuraduría General de la República.

Por esos hechos la alcaldesa de Celaya, Rubí Laura López, ordenó la cancelación del desfile conmemorativo del 20 de noviembre y anunció la suspensión de clases en las escuelas de todos los niveles de educación y de servicio de guardería.

En tanto elementos del Ejército Mexicano, agentes federales, así como de la Policía Ministerial del Estado y Municipal han desplegado un operativo en los accesos a Celaya y en las instalaciones de las corporaciones de seguridad, como medida de prevención.

El despliegue de uniformados se ha extendido a municipios cercanos, con el fin de intentar dar con los responsables que lanzaron granadas de fragmentación a la Subdelegación de la PGR en Celaya y a cuatro casetas de policía del municipio de Villagrán.