Berlín, Alemania.- La canciller alemana Angela Merkel recibió este domino al Dalai Lama, una cita histórica a pesar de las presiones de China, durante la cual la jefa de gobierno germana ofreció su apoyo al proyecto de autonomía cultural para el Tibet.
"La canciller rindió tributo al Dalai Lama como líder religioso y le aseguró su apoyo para intentar preservar la identidad cultural de Tibet y su búsqueda pacífica de autonomía cultural y religiosa", explicó el portavoz de la jefa de gobierno alemana, Ulrich Wilhem.

La cita duró casi una hora, y fue la primera vez que el líder espiritual tibetano fue recibido por un jefe de gobierno alemán.

El Dalai Lama, de 72 años, explicó a Merkel su papel como autoridad espiritual del Tibet, ocupado por las fuerzas chinas en 1950.

Según el portavoz, el Dalai Lama insistió en que no pedía la independencia de su país, sino una autonomía.

El encuentro suscitó tensiones con el gobierno chino, que advirtió al embajador alemán en Pekín que consideran al Dalai Lama, premio Nóbel de la Paz en 1988, como un separatista.