Nueva York, EU.- El canciller de Sudán, Lam Akol, llamó el miércoles en Nueva York a todos los grupos rebeldes en Darfur a cesar inmediatamente las hostilidades y participar en las negociaciones de paz que tendrán lugar el 27 de octubre en Libia.
"Mi país cree firmemente que la resolución del problema de Darfur debe provenir de negociaciones políticas", declaró Akol ante la Asamblea General de la ONU.

"Llamamos a todos los movimientos rebeldes de Darfur a unirse sin dilación a la marcha hacia la paz y a cesar las hostilidades inmediatamente", indicó Akol, al recordar que Jartum anunció un alto al fuego unilateral antes del inicio de las negociaciones el 27 de octubre.

"Esperamos de las facciones armadas una medida recíproca para que un cese al fuego verificable y permanente se produzca con el inicio del diálogo.

También llamamos a la comunidad internacional a tomar medidas enérgicas contra aquellos que rehúsen participar u obstruir las conversaciones de paz", agregó.

Su llamado se produce cuatro días después de un ataque en Haskanita, en el sur de Darfur, contra la misión de la Unión Africana en Sudán, en el que murieron 10 soldados.

Dos grupos rebeldes se adjudicaron el ataque, condenado el martes por el Consejo de Seguridad de la ONU, que lo denunció como un intento de hacer fracasar las negociaciones del 27 de octubre.