Rosendo Zavala / Francisco Espinosa / Stephania Cardoso
Poco más de 10 accidentes vehiculares se registraron la madrugada y tarde de ayer en diversos puntos de la ciudad, de los cuales por fortuna sólo hubo considerables pérdidas materiales.
Se va al arroyo
La cuenta inició durante la madrugada, cuando hasta el fondo del arroyo ubicado en LEA y Otilio González cayó el conductor de un viejo vehículo, quien daba rienda suelta a su felicidad pisando el acelerador.

El afectado es Jorge Antonio García, quien según la credencial que portaba se desempeña como ayudante de chofer.

De acuerdo con las indagatorias, el conductor se dirigía al sur por el periférico en estado de ebriedad y perdió el control para luego impactar el camellón central y volar cerca de 10 metros al fondo del cauce.

Por indeciso
La indecisión de un conductor y su abuso del acelerador se combinaron para "enloquecer" el bulevar V. Carranza durante las primeras horas de ayer, al volcar su vehículo en pleno distribuidor vial.

Gustavo Lara Ramos conducía un automóvil Mercury, con placas FBL 4031, sobre la transitada avenida con dirección al norte de la ciudad, pero a escasos metros de llegar a la intersección del distribuidor, el hombre de 72 años que radica en el sector de La Aurora, intentó tomar el carril que lo conectaría con el bulevar Nazario Ortiz.

Pero la indecisión fue su error ya que el vehículo no alcanzó a tomar ninguna de las vialidades y se subió al barandal de protección de los carriles, tomándolo como rampa para luego volcarse aparatosamente.

Después de algunos minutos socorristas de la Cruz Roja acudieron al lugar, practicándole una completa revisión física al hombre que terminó en una sala de la Clínica La Concepción.

Choque volcadura
Cuando regresaba de dejar a sus niños en la escuela, una conductora ignoró los límites de velocidad en la colonia Fundadores y chocó contra otro vehículo, propiciando que éste se volcara mientras su carro terminaba encima de una banqueta.

El accidente que por suerte sólo dejó lesionados leves, sobrevino a las 8:00 horas de ayer cuando María Consuelo Contreras Macías, de 65 años, que vive en la colonia Las Maravillas, manejaba un vehículo Altima, con placas FCE 1063, por la calle Fray Lorenzo de Gavira con dirección al poniente.

Al llegar al cruce con Cristóbal Pereas, la sexagenaria se impactó contra un Chevy, con láminas FBL 8554, que en ese momento transitaba por la arteria principal.

Tras el impacto, el vehículo compacto que manejaba María Antonia Aguirre Juárez quien iba con sus hijos Christian Emanuel y Cinthia Maritza Moreno Contreras, de 2 y 6 años, salió proyectado varios metros hasta quedar volcado sobre su costado derecho, mientras el auto de la responsable terminaba su marcha sobre la banqueta.

Más en el `Curvosio'
Las peligrosas curvas del bulevar Luis Donaldo Colosio originaron otro accidente automovilístico y durante la tarde de ayer Rodolfo Rábago, de 67 años, se salió del camino al momento que conducía su vehículo.

Por fortuna no hubo personas heridas, sólo pérdidas materiales; el accidente se registró cerca de las 14:00 horas cuando el hombre conducía un Infiniti Nissan, modelo 2000, con placas FBJ-1432.

Según versiones de las autoridades el conductor se desplazaba por el carril de alta velocidad de sur a norte y al pasar una sinuosa curva ubicada frente a la colonia Villa Bonita se salió de la carretera, derribando una malla de púas de un predio baldío.

Dormido derriba palmera
La parranda que un hombre se cargaba desde varias horas antes se convirtió en revolcada mientras se desplazaba por la carretera Saltillo-Monterrey, al salirse del camino y chocar contra una palmera, para luego quedarse dormido cuando fue detenido por la policía.

Aunque el sol ya pegaba de lleno en el rostro de quien dijo llamarse Severiano Hernández, esto no impidió que se quedara dormido al volante protagonizando el incidente.

Fue minutos antes de las 11:00 horas cuando el ebrio conductor dormitó en su camioneta Ford Expedition, con placas FBV 1210, sobre la carretera con rumbo al norte, y a la altura del kilómetro 12 invadió carril contrario chocando contra una palmera del camellón central, cruzando por completo la circulación del otro sentido para luego terminar en la terracería.

Minutos después, policías preventivos municipales de Ramos Arizpe acudieron al lugar para tomar conocimiento, encontrándose con la novedad de que el accidentado estaba completamente dormido, por lo que fue abordado en una patrulla y llevado a las celdas.