Notimex
La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó de la captura de tres presuntos plagiarios, quienes el pasado 22 de julio habrían secuestrado a un ciudadano danés, liberado luego de que familiares pagaron un rescate
En conferencia de prensa, el fiscal estatal, Rommel Moreno Manjarrez, informó que la banda de plagiarios la integraban Rodrigo Mendoza Alverdi o Rodrigo Nava; Julio César Gutiérrez Méndez y Jacqueline Nava Villalobos o Jacqueline Nava.

Los tres detenidos, dijo, plagiaron a un turista de Dinamarca, y su captura la consumaron efectivos de la Subprocuraduría Contra de la Delincuencia Organizada (SCDO), adscritos a la Unidad Estatal del Combate al Delito del Secuestro de la PGJE.

Puntualizó que en el operativo para capturar a los plagiarios de Martín Jessen, quien el pasado 22 de julio estaba como turista en Tijuana, también participaron efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública de Tijuana.

Apuntó que en este operativo decomisaron tres armas de fuego, entre ellas una pistola calibre .38 especial; un revolver calibre .357 Smith & Wesson; y una escuadra calibre .45, todas abastecidas con cartuchos del calibre correspondiente.

Moreno Manjarrez recordó que el pasado 22 de julio, este grupo de delincuentes, quienes en su declaración aceptaron su participación en los hechos, secuestró a Martín Jessen, liberado días después cuando sus familiares pagaron un rescate.

Explicó que agentes estatales continuaron con la investigación y luego de implementar un operativo en la colonia Miramar, al poniente de la ciudad, ubicaron a los presuntos responsables del secuestro del turista de Dinamarca.

El fiscal del estado señaló que la investigación ministerial reveló que Julio César Gutiérrez se encargó de custodiar al secuestrado y junto con Rodrigo Mendoza Alverdi llevaron a la víctima a los límites con Estados Unidos, donde fue liberado.

Aseguró que Mendoza Alverdi fue el autor material e intelectual del secuestro, quien sometió a la víctima con un arma de fuego y lo presionaba psicológicamente, para que le otorgara los teléfonos de sus familiares para negociar el rescate.