Hanoi.- Dos agentes de la policía de Vietnam fueron detenidos por haber ayudado a una mujer encarcelada a quedar embarazada para evitar su fusilamiento, dijo el jueves un funcionario judicial.
Los policías de la provincia de Hoa Binh fueron declarados culpables de permitir que la mujer mantuviera relaciones sexuales con un preso para quedar embarazada.

Las leyes de Vietnam establecen que las mujeres embarazadas y las madres de niños de menos de tres años no pueden ser fusiladas.

La mujer había sido condenada a muerte e iba a ser fusilada. El tribunal de la ciudad de Hoa Binh declaró a los dos policías culpables de abuso de poder en funciones, expresó Hoang Thuy Linh, funcionario del juzgado.

Nguyen Thuyen, de 31 años, fue condenado a cinco años de prisión, mientras que Bui Van Quyet, de 23, fue condenado a tres años y medios en la cárcel.

"Fue el caso más inusual que he visto'', manifestó Linh refiriéndose a la sentencia del miércoles. "Muchas personas vinieron al juicio por curiosidad, sólo para ver cómo eran la mujer y su bebé''.

Nguyen Thi Oanh, que ahora tiene 40 años, fue condenada a muerte en el 2005 por narcotráfico, pero su condena fue reducida a prisión perpetua después que quedó embarazada en el 2006.

Thuyen y Quyet confesaron que aceptaron un soborno equivalente a 92 dólares de la familia de Oanh para que un preso pudiera visitar su celda sin supervisión en cinco oportunidades, dijo Linh.