El Universal
El también arzobispo Primado de México expresó su indignación ante este hecho, el cual, aseguró, es una violación a los derechos humanos
Ciudad de México.- El cardenal Norberto Rivera Carrera criticó que algunos hospitales e instituciones de salud en el Distrito Federal impidan el acceso de sacerdotes y ministros extraordinarios, para dar a los enfermos sacramentos como la confesión y extremaunción.

A través del Sistema Informativo para la Arquidiócesis de México, el también arzobispo Primado de México expresó su indignación ante este hecho, el cual, aseguró, es una violación a los derechos humanos que debe ser denunciada ante el organismo correspondiente.

"Si no se faculta a ministros la posibilidad de atender a los enfermos en hospitales se trata de una violación a sus derechos humanos; hay que acudir a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, hay que dejar constancia de esto y que la institución emita sus recomendaciones". dijo.

De acuerdo con el SIAME, el cardenal Norberto Rivera Carrera pidió a sus colaboradores "aclarar" y "dialogar" con los hospitales para que no se prive de ese "derecho humano" a los enfermos internados.

Precisó que los servicios espirituales en nosocomios no sólo contemplan la celebración periódica de misas, sino la atención a los sacramentos de la reconciliación, es decir la confesión, la unción de enfermos, eucaristía y la asistencia de los viáticos y la extremaunción.

Al respecto, el cardenal también solicitó a laicos, religiosas y demás agentes de pastoral que deseen servir a los enfermos que realicen el curso de actualización y verificación anual para obtener la credencial autentificadora de Ministros Extraordinarios de la Comunión Eucarística.