Jesús Jiménez
Es difícil garantizar que no volverá a ocurrir otra explosión similar: Orica
Después de conocer que la empresa ha decidido ayudar a los deudos de los fallecidos, a lesionados y demás afectados por la trágica explosión de Nadadores, Vanguardia entrevistó al gerente general Carlos González Guevara, quien contesta algunas de las muchas interrogantes que existen en torno al fatídico suceso.

Y es que en estos momentos la mayoría de los coahuilenses aún se pregunta: ¿Qué fue lo que pasó? ¿Por qué circulan tal cantidad de explosivos por las carreteras, sin ningún tipo de operativo de seguridad? ¿Qué falla se presentó para ocasionar un desastre de tal magnitud?

-Por la cantidad de explosivos que se transportaban, ¿pudo haber sido más grande la explosión y peores los daños?-

"Yo preferiría no dar mi comentario de esta situación porque podría entorpecer la investigación, y luego de ello ubicar los problemas que pudieron presentarse en ese momento, y sobre ello va a resultar importante trabajar en conjunto autoridades y empresa para encontrar la forma de que no vuelva a suceder una situación de esta naturaleza".

-¿Cuántos tráileres como el que explotó circulan al día por esas carreteras?, y ¿con qué periodicidad?-

"Aproximadamente 30 cargas al mes de la empresa hacia diferentes consumidores".

-¿Hicieron algún cambio a partir del accidente?-

"Estamos viendo con los transportistas, en comunicación con ellos, y dependiendo también del resultado de la investigación para reforzar todo lo que tengamos que reforzar".

-¿Está detenida la salida de materiales, o siguen saliendo embarques?-

"Tenemos que continuar el negocio, nuestro compromiso también es con los clientes y con el mercado. Sí estamos haciéndolo y reforzando la comunicación con nuestros prestadores de servicios".

-¿En el pasado ha tenido la empresa algún otro tipo de accidente con sus envíos?-

"Sí, el pasado 27 de marzo, en la parte de Nava (Coahuila), ahí tuvimos un percance dadas las condiciones del tiempo, aunque iba dentro de la velocidad, se patinó la quinta rueda y se volteó la unidad, pero no hubo consecuencias".

-¿Siguen trabajando con la empresa transportista?-

"Queremos esperar el resultado de la investigación, en estos momentos está detenida la relación comercial, pero no nos afecta porque trabajamos con diferentes prestadores de servicios".

-En el caso de esta empresa transportista, ¿ qué piensan ustedes que pueda pasar?-

"Para nosotros es un prestador de servicios, y como tal, nos consta que cumplía con todas las especificaciones, y por lo que tenemos la confianza de que salga bien de esta situación, porque parece ser que el accidente sobrevino por una imprudencia que terminó ocasionando todo, pero no podemos adelantarnos y esperaremos el resultado de las averiguaciones que están llevando las autoridades".

-¿Con cuántas empresas más trabajan?-

"Nosotros tenemos cerca de 50 prestadoras de servicio y dentro de ellas están las empresastransportistas".

-¿Cómo serán los apoyos que van a dar?-

"Sería fundamentalmente económico, y tendrá que ser diferente en el caso de deudos, de daños materiales".

-¿Nos podrían proporcionar cifras?, tanto de acuerdo con.-

"Cifras concretas no, pero sí les podemos adelantar que van a ser remuneraciones basadas fundamentalmente en lo que marcan las leyes".

-¿Por qué adelantarse, si la ley aún no determina quién es culpable?-

"Por nuestro compromiso social, por eso no queremos esperar a ese desenlace, ni condicionar la respuesta que tengamos como empresa a procedimientos, porque entonces sería extemporáneo".

-¿Cuándo van a empezar?-

"Nosotros tenemos que preparar un buen plan para llevarlo a cabo, por eso vamos a pedir el apoyo del Gobierno del Estado para que nos proporcione los censos que nos permitan ubicar exactamente a las personas que vivieron esta desgracia, queremos ser muy justos".

-¿Dónde estaba usted esa noche?-

"En Monclova, en mi casa".

-¿Quién le avisó?-

"Me avisó el jefe seguridad, de inmediato se envió una brigada de seguridad que tenemos en la empresa para atender contingencias, hicieron presencia, pero desafortunadamente ya había pasado el percance. Son personas que están preparadas para enfrentar cualquier tipo de situación que se pueda presentar con nuestro producto".

-¿Qué les reportaron?-

"El reporte está en proceso, y ese reporte se tiene que entregar a las autoridades para que sea parte de las investigaciones".

-¿La explosión pudo haber sido provocada por el contacto del derrame de la gasolina con la carga, en este caso los explosivos?-

"Dentro de la investigación debe salir algo de eso, porque si han visto algunos videos, hubo una primera explosión, y en las averiguaciones debe conocerse si hubo tal cosa".

-¿Qué cambios han establecido en la seguridad?-

"Cuando suceden este tipo de situaciones pues tratas de reforzar todas las medidas de seguridad, hablar con tus proveedores y transportistas. Y creo que cuando se concluya la investigación y se establezca todo, debemos de trabajar muy en conjunto con las autoridades y algo hacer para mandar mensajes a los ciudadanos que a veces somos muy curiosos, y que como ya se vio puede resultar sumamente peligroso".

-Si usted fuera uno de los afectados de la explosión, ¿qué pensaría?-

"No he tenido ese tipo de acercamiento, sí he visto los nombres de los afectados en el periódico, es bastante penoso para uno, y claro que uno no se siente a gusto, porque nosotros tomamos siempre todas las precauciones necesarias, cumpliendo con las indicaciones y normas de seguridad. Esto es bastante lamentable".

-¿Han sufrido alguna agresión física o verbal de la gente afectada?-

"Fíjese que no, y en esto sí agradecemos a la gente de los alrededores, fue algo muy lamentable para todos, pero nuestra cooperación y atención ha sido abierta y somos una empresa altamente comprometida con la sociedad; nuestros récords, reconocimientos, certificaciones, así lo demuestran, y tenemos que empezar a buscar en forma más abierta de hacerlo, porque la seguridad no es nada más al interior de la empresa e instalaciones, tenemos que promover una mayor seguridad en todas partes".

-¿Hay alguna forma de garantizar que no volverá a ocurrir una explosión de esta naturaleza?-

"De garantizarlo es difícil porque son muchos factores, pero lo que sí tenemos que ver es cómo podemos evitar a lo máximo que pueda suceder otro percance así".

-¿Fue usted al lugar el día de la explosión?-

"No alcancé a ir, porque en estos casos uno se concentra donde puede ayudar más, y eso era coordinando todas las acciones desde otro lado".

-¿Cree usted que Protección Civil realizó todos los procedimientos adecuados?-

"Se está investigando todo eso. Y para mí no sería fácil dar un criterio de cómo actuaron las autoridades".

-¿Han pensado cómo proteger mejor sus materiales a la hora de transportarlos?-

"Ahí las autoridades competentes determinan en el transporte de carga regular o especializado, qué tipo de construcción debe ser utilizado para cada unidad de acuerdo con el traslado de materiales que vaya a realizar".

-¿Quién les vigila la seguridad a sus proveedores transportistas?-

"En ese aspecto tenemos políticas y estándares propios de Orica, y cumplimos con todas las regulaciones que marca la autoridad. En el caso de la SCT, cada vez que vas a registrar un equipo y someterlo a prueba se hacen inspecciones, se checa y te lo dan por un periodo de tiempo, con ese vas a la Secretaría de la Defensa Nacional y se hace otra inspección, y en todos esos aspectos hay chequeos permanentes por parte de la empresa".

-¿Sus permisos son extendidos y supervisados por la Sedena?-

"Todas las empresas de nuestro tipo trabajan al amparo de permisos que expide la Sedena, están continuamente supervisados, revisión constante, hay que presentar información periódica, de manera semanal, de manera mensual.

Y por ejemplo, en un recorrido de estos, la unidad sale de la fábrica con sellos establecidos que no se pueden violar, y en los retenes militares se verifican que se mantengan sin violar".

-En caso de que las averiguaciones determinen que la empresa transportista incurrió en una falla grave, ¿cómo procederán ustedes?-

"En ese caso lo que hace la autoridad es cancelar los permisos, y nosotros siendo así no podríamos volver a contratar a esa compañía".

-¿Cuántos años de relación comercial tienen con esta empresa transportista?- "Tenemos trabajando con ellos alrededor de dos años y medio, es una empresa de Monclova, porque tal como hacemos siempre, brindamos oportunidades a las empresas de la región".

-¿Cómo se le da seguimiento a cada unidad que sale de la planta con una carga tan delicada?- "Hay un itinerario, un reporte que se manda previo a la Sedena, donde se le avisa por dónde va a pasar y a qué horas, y se va monitoreando".

-En caso de que no llegue a pasar, ¿qué sucede?

"Si no hay una comunicación se empieza a monitorear, y se recurre a la cuestión de ubicación satelital para checar dónde va. Hay un tiempo determinado de la salida de la planta a la llegada a las instalaciones del cliente, y tiene que llegar con los sellos exactamente como salió de la empresa, no violados, y cuando llega el usuario comunica a la partida militar o instalación más cercana para que un militar vaya y verifique que todo llegó en orden".

La opinión del reportero:

Ahí están las respuestas de la empresa, que acepta ayudar pero sin responsabilizarse de los hechos, insistiendo en esperar el resultado de las investigaciones y dependiendo del veredicto, para entonces ver qué sigue.

¿Serán suficientes las respuestas para los familiares de las personas que murieron en la explosión, para aquellos que resultaron seriamente lesionados, y cuya vida ya nunca será igual?

Las ayudas o indemnizaciones, como se quiera ver, que aseguran van a entregar, ¿resultarán suficientes para resarcir en algo el daño?, ¿o para permitirle dormir tranquilos a los propietarios de la empresa?

Las interrogantes siguen siendo muchas, pero qué podremos esperar de esas investigaciones si la principal evidencia de la explosión, el tráiler, ya no existe, se desintegró.

Ojalá no tengamos frente a nosotros otra tragedia que vaya a quedar impune, sin final, sin culpables, y sobre todo sin castigo, como aquella de Pasta de Conchos.